Urbanismo requiere al Obispado cambios en la obra del Palacio Episcopal

Una exposición en el Palacio Episcopal | MADERO CUBERO

Aunque el proyecto ya cuenta con el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía no ha convencido a los técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo. Este organismo dependiente del Ayuntamiento y presidido por Pedro García, de IU, ha requerido al Obispado de Córdoba a que realice cambios en el proyecto de obra de reforma del Palacio Episcopal, donde está prevista la construcción del Museo Diocesano y cuyo final es la construcción de un centro de interpretación de la Mezquita Catedral.

En diciembre, la Junta le dio el visto bueno al proyecto, aunque con advertencias. Ahora, la Gerencia Municipal de Urbanismo ha hecho un requerimiento al Obispado, promotor de la obra, ya que no le convencen dos soluciones propuestas, según han confirmado fuentes municipales. Hasta que no se resuelvan, la Iglesia no podría solicitar licencia de obras ni iniciar los trabajos.

Así, las fuentes señalan que hay dos inconvenientes en el proyecto presentado: el tratamiento previsto para el futuro Patio de los Carruajes y, sobre todo, la conexión con el futuro Museo Diocesano. Urbanismo informó en marzo al Obispado de sus consideraciones. La institución religiosa respondió en abril al informe, solicitando una aclaración para incorporarla al estudio previo y al proyecto de obra. Hasta que no se apruebe el estudio previo, que tiene que tener el visto bueno obligatorio de la Gerencia, no se podrá solicitar la correspondiente licencia de obras y, por tanto, iniciar los trabajos de reforma.

El Palacio Episcopal se encuentra en el entorno inmediato de la Mezquita-Catedral, Bien de Interés Cultural (BIC) inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial, e integra vestigios del antiguo Alcázar Andalusí, así como escudos heráldicos también declarados BIC.

El proyecto original del Cabildo desató la polémica, ya que había previsto el traslado de las taquillas de la Mezquita Catedral al Patio de Carruajes. Tras las quejas ciudadanas y de la plataforma Mezquita Catedral, finalmente se pactó mantener las taquillas en el Patio de los Naranjos, pero también poder vender entradas en la sede de la Diócesis cordobesa.

Según ha podido saber este periódico, el Patio de los Naranjos seguirá siendo de acceso libre, aunque en un primer momento el Cabildo estudió su cierre al público salvo a aquel que pague su entrada (los cordobeses tienen entrada libre, pero con ticket). La entrada a la Mezquita seguirá estando donde ahora.

Mientras, la retirada de las taquillas habría permitido liberar el lienzo Norte del Patio de los Naranjos y eliminar así un elemento que aunque instalado de manera provisional hace décadas era un intruso en la zona.

El sistema por el que el Cabildo cobra las entradas a los turistas no está exento de polémica. La Plataforma Mezquita Catedral ha denunciado en reiteradas ocasiones que su gestión es de todo menos transparente y que no se pagan impuestos. Los turistas pagan una especie de donativo a la Iglesia que está exento del abono de tributos.

Etiquetas
stats