Urbanismo desbloquea el proyecto para convertir en hotel el convento de Santa Isabel

Convento de Santa Isabel | MADERO CUBERO

Dos años y medio después de que se solicitara la licencia (en mayo de 2017), el próximo miércoles la Gerencia Municipal de Urbanismo, en la Comisión de Licencias, desbloqueará el proyecto pendiente para transformar en un hotel el antiguo convento de Santa Isabel. Según consta en el orden del día, la Gerencia tiene previsto conceder la licencia de obras a un proyecto que prevé una inversión superior a los 11 millones de euros y que tendrá 68 habitaciones.

El hotel será explotado por H 10 Hotels, la misma empresa que se está encargado también del que ya ha construido Arete 2016 en la Casa Colomera, en la plaza de las Tendillas. Este espacio tendrá 68 habitaciones, 413 metros cuadrados de salones y 977 metros cuadrados de patios.

Fuentes de la promotora han mostrado su satisfacción por la concesión de la licencia y el desbloqueo de un proyecto cuyas obras quieren arrancar lo antes posible.

El convento perteneció en el siglo XV a la familia de los antepasados del marqués de Villaseca. Éstos lo donaron a las terciarias franciscanas, para que lo convirtieran en convento.

La construcción del antiguo convento de Santa Isabel de los Ángeles se remonta a 1491, constituyendo la cuna del movimiento descalzo franciscano femenino en Andalucía. Fundación vinculada con la transformación del convento de terciarias franciscanas de Santa María de los Ángeles y que tiene como protagonista, en ambos casos, a doña María de Villaseca, viuda de García de Montemayor e hija del caballero Martín Alfonso de Villaseca que profesa como terciaria franciscana tras enviudar, decidiendo la denominación «de los Ángeles», con la idea de volver a los orígenes de la regla de Santa Clara.

El inmueble está conformado por distintas dependencias organizadas en torno a siete patios. De la construcción original destaca la iglesia, en la que intervinieron importantes arquitectos como Juan de Ochoa o Sebastian Vidal. En su interior preside el altar mayor un relieve de la visitación de la Virgen a Santa Isabel, obra del escultor sevillano Pedro Roldán. El coro bajo de las monjas es otra de las dependencias a destacar de la construcción original, así como el claustro y parte de la arquitectura de clausura. El resto de dependencias conventuales ha sido objeto de diferentes remodelaciones a lo largo del tiempo.

Etiquetas
stats