UGT critica en un escrito dirigido a Salud la tardanza de los test a profesionales cordobeses

Detalle de una enfermera con una prueba de Covid-19 | ÁLEX GALLEGOS

El secretario de Salud de la Federación de Servicios Públicos (FeSP) de UGT de Córdoba, José Juan Fernández, ha enviado un escrito a la delegada territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Córdoba, María Jesús Botella, en el que critica "la falta de información, transparencia y retraso en la realización de los test del covid-19 a los profesionales de los servicios esenciales sanitarios y sociosanitarios" de la provincia.

En concreto y según ha informado UGT, en dicho escrito ha solicitado "que se realice un screening frente al covid-19 de manera urgente a todos los trabajadores de los centros de trabajo del Servicio Andaluz de Salud (SAS), la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), la Fundación Andaluza para la Integración Social de las Personas con Enfermedad Mental (Faisem), la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir (ASAG), y de los centros residenciales públicos, concertados y privados, sin distinción por categorías profesionales".

Igualmente pide que se lleve a cabo "una limpieza y desinfección de superficies y espacios en profundidad en aquellos centros u unidades antes de la incorporación al trabajo presencial", en el marco del 'Plan de normalización de la asistencia sanitaria'.

También pide UGT que se le informe "del número de test realizados, desgranado por centros y categorías, así como de los resultados de los test realizados", y que, "por seguridad en los resultados, para evitar falsos negativos, se realicen los test a través de punción venosa y no como hasta el momento se está haciendo, que es por punción capilar, que da resultados de falsos negativos, como se ha podido comprobar".

Junto a ello y tras resaltar que "hay una responsabilidad legal y política que nadie hasta la fecha ha asumido" por "la distribución continuada en estas últimas semanas de mascarillas FFP2 defectuosas en los centros sanitarios públicos", el sindicato ha afirmado que "existen muchas quejas en el retraso y tardanza en la realización de las pruebas de Covid-19 a los trabajadores".

De hecho, según UGT, "los test están llegando de forma no equitativa a los centros sanitarios en Córdoba, y existe un reparto sin explicación lógica alguna, y para su realización no siguen unos criterios consensuados ni normalizados. Los profesionales no están entendiendo porque en unos centros se inicia el estudio por los médicos, cuando en otros centros se hacen sin distinción de categorías. Todo esto vislumbra un descontrol por parte del SAS en cómo y qué criterios utilizar para el estudio de los profesionales".

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2020 - 06:26 h
stats