Triciclos turísticos: de la crisis a la excelencia a base de pedaladas

.

Los estragos de la crisis económica hacen de las suyas en medio de una familia. Como respuesta, una idea, un proyecto original y, tres años después, un certificado de excelencia preside la empresa que crearon y que les ha servido para sortear el paro y salir adelante. Salir adelante a base de pedaladas. Porque la historia de Rafael Castro y su familia –su padre, su madre, su hermana y él mismo- es la de quienes pusieron en marcha en Córdoba los triciclos solares que conducen en los paseos turísticos a quienes visitan la ciudad.

Con la crisis, el padre se había quedado sin empleo y la empresa de la madre sufría duros envites. Los dos hijos, estaban en edad de terminar sus estudios, pero las cuentas de la familia no cuadraban. Y ante esa situación, la iniciativa emprendedora de Rafael, sus padres y su hermana, les llevó a crear su empresa de triciclos, Visual Axes, una idea original en Córdoba dirigida al mercado turístico.

El proyecto, surgido de la necesidad de sacar adelante la familia, comenzó con el diseño del triciclo y su fabricación. Luego, una tarea de innovación perfeccionó el triciclo hasta que estuvo listo para iniciar el camino de la empresa familiar en diciembre de 2013, hace ahora tres años.

Desde entonces, son cuatro los triciclos solares que están a disposición de los turistas. El sol es su principal fuente de energía y las pedaladas de estos emprendedores su motor, pues son ellos mismos quienes conducen a los visitantes por las distintas rutas con las que recorren la ciudad. Los vehículos incluyen puertos USB para dispositivos tecnológicos de los turistas y en una tablet interna el cliente puede interactuar sobre las rutas y monumentos que va a ver, además de servir de soporte publicitario del propio triciclo.

“Se trata de poner a disposición de los turistas un servicio con todas las comodidades e innovaciones posibles”, cuenta Rafael. Y desde ese punto de vista, los miembros de esta familia se ofrecen como pedaleadores y guías turísticos a la vez en rutas de diversa duración y recorrido. Recogen al cliente en su hotel o domicilio y, a partir de ahí, se pueden realizar rutas de 15 o 30 minutos, de una hora o incluso dos. Rutas en inglés, francés o castellano, donde los monumentos, parques, plazas o calles de Córdoba vertebran estos itinerarios, con la ventaja de poder acceder a lugares donde no están permitidos los vehículos a motor.

Aparte de pedalear, en esta familia de emprendedores el resto de las tareas se han repartido. El padre es el técnico que cada día revisa los vehículos, la madre realiza labores de secretaria de la empresa, la hija es la encargada de hacer fotografías y vídeos para los turistas y llevar las redes sociales de la firma, y para Rafael queda la tarea de gerente de la empresa y el diseño de todo el material publicitario que ofrecen.

En estos tres años han conseguido posicionarse en el mercado y obtener el certificado de excelencia en webs turísticas como Trypadvisor por su compromiso con el turismo que llega a Córdoba. Han logrado que hoteles y establecimientos de hostelería de la ciudad les recomienden a sus clientes por su original manera de conocer la ciudad y por su buen servicio, aunque el boca a boca de quienes prueban sus triciclos sigue siendo el mejor captador de clientela.

Además, la curiosidad que despiertan estos triciclos solares en los propios cordobeses también les sirve para ganar clientes autóctonos y para ellos ofrecen servicios personalizados de traslados y paseos para eventos, como despedidas de soltero, bodas o fiestas privadas.

Etiquetas
stats