Los trabajadores de seguridad privada protestan por la precarización del sector

Concentración contra la precarización del sector de la seguridad privada | ÁLEX GALLEGOS

Precarización e incumplimientos con las nóminas. Dos problemas son los que padece hoy por hoy la seguridad privada en España. Una situación difícil por la que en los dos últimos días los trabajadores de este ámbito llevan a cabo iniciativas de reivindicación de sus derechos y protesta por las circunstancias. En ese sentido, este martes tuvo lugar en Córdoba una concentración de los empleados destinados a la conocida como Farmacia Militar, en la avenida de Rabanales. Delante de ese punto se concentraron precisamente los afectados por la concesión a la empresa Marsegur del contrato por parte del Ministerio de Defensa. Aunque no es sólo un hecho que ataña a esa entidad sino a un grupo en el que ésta se encuentra englobada, tal y como quedó explicado por los convocantes de la manifestación, los sindicatos Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO).

“La protesta va en contra, en este caso, de Marsegur, pero realmente es un lobby de empresas que se han creado en plan pirata. Lo que están haciendo es incumplir de manera sistemática el concierto que tienen: incumplen los pagos y cuando aquello se va al garete, se queda la concesión otra empresa que pertenece al grupo”, expuso el responsable de Acción Sindical de UGT Córdoba, Juan Martínez, quien destacó que los paros promovidos en toda España por su organización y CCOO “están teniendo un seguimiento masivo”. Además, el representante sindical señaló que “el tema no viene de ahora, hace cuatro o cinco años ya ocurrió igual”. “Una empresa, después de hacer varios cambios de entidad ficticios, porque realmente es la misma la que al fin y al cabo está haciendo su agosto con esto, desaparece y viene otra del mismo grupo”, indicó en ese sentido.

Martínez detalló que “estas empresas tienen sus propios convenios y con las últimas reformas laborales se les obliga a cumplirlos, pero cumplen el convenio del sector”. “En este caso, tiene un salario base que es casi un 30% más bajo que el del sector, quita pluses e incentivos, con lo cual puede acometer el concierto a unos precios infinitamente más bajos. No cumple, no paga, no abona cotizaciones a la Seguridad Social, deja una deuda inmensa y a continuación la concesión se le pasa a una empresa del mismo grupo, con el mismo convenio, y tras seis o siete meses se vive la misma situación”, continuó el responsable de Acción Sindical de UGT Córdoba. Quiso además hacer hincapié en que, hoy por hoy, los trabajadores de seguridad privada afectados por estas prácticas han sufrido “en torno a un 40 o un 50% de rebaja salarial, unos 600 euros”.

“Los conciertos se cumplen no ya con mano de obra barata, sino abaratando la mano de obra, que es peor. El abaratamiento es a costa de los trabajadores”, insistió Juan Martínez acerca de la situación vivida en el sector. Pero ése no es el único problema, puesto que también se enfrentan los empleados de Marsegur y el grupo de empresas al que pertenece a la deficiencia en los cobros. “Pretendemos que la Administración no permita que una empresa tire los precios de esta forma y acceda a los concursos precarizando aún más un sector que ya de por sí es precario. El convenio de seguridad estatal no es que sea muy al alza con la media, es gente mileurista, que si le bajas un 30% del salario base y le quitas dos pluses que tienen, no llegan ni a eso. Si encima la empresa no paga, la situación se va al garete”, argumentó Martínez.

Así las cosas, el responsable de Acción Sindical de UGT Córdoba apuntó como meta de la reivindicación “que la Administración deje de valorar prioritariamente la parte económica de los conciertos y valores también la parte social”. Por cierto, que, como es lógico, los sindicatos UGT y CCOO mantendrán su línea conjunta de actuaciones hasta que haya soluciones. “No vamos a cejar. Esto se pararía por dos situaciones. Principalmente, la más dantesca, es la que se está dando, pero la urgente es que la gente cobre. No es sólo cuánto cobras, que ya es un problema, el problema grande hoy es que no cobras”, expresó. “Tendremos que buscar la complicidad de la Administración. El objetivo inmediato es el pago de los salarios. La gente no va a trabajar gratis, ya lo hace bastante barato”, concluyó Martínez.

Etiquetas
stats