El suministro de agua en Córdoba capital, garantizado para todo el verano

La alcaldesa y la gerente de Emacsa, en la sede de la empresa | RAFAEL MELLADO

Ni en los peores años de la sequía de los años noventa, cuando media Andalucía se moría de sed y en muchos pueblos tuvieron que beber agua de camiones cisternas, Córdoba capital sufrió restricciones. Este lunes, la alcaldesa de la ciudad, Isabel Ambrosio, ha anunciado en la sede de la Empresa Municipal de Aguas de Córdoba Emacsa que el suministro del verano está más que garantizado. Incluso la gerente de Emacsa, Claudia Zafra, dijo que las reservas de agua en Córdoba son mucho mejores que las de la provincia.

Córdoba capital bebe del pantano del Guadalmellato. Su nivel está en torno al 65%, según dijo Claudia Zafra. En la provincia, la media de los embalses es inferior al 50%. La situación no es grave, pero preocupa. En la capital menos. Además, Emacsa tiene planes por si el pantano se vacía. El primero, tirar del agua de San Rafael de Navallana. El segundo, de Guadanuño. El tercero, beber agua del río y los acuíferos de la ciudad, previamente tratada en la estación principal.

"Tenemos una situación de absoluta normalidad", dijo la alcaldesa. "Las necesidades básicas están más que cubiertas", insistió, tras la presentación del balance de Emacsa de los dos años de mandato. En la provincia, empieza a haber problemas. Es el caso de Baena, donde sus recursos han bajado en un 70% y el alcalde acaba de dictar un bando aprobando medidas extraordinarias.

Pese al buen estado de la reserva de agua en Córdoba capital, se insta a los ciudadanos a no bajar la guardia y a seguir ahorrando agua.

Etiquetas
stats