Cae una banda de estafadores de banco con al menos una víctima en Córdoba

La Guardia Civil investiga por delitos de estafa por internet

La Guardia Civil de A Coruña ha desarticulado un grupo criminal asentado en esta provincia y vinculado con una organización internacional que realizaba estafas bancarias infectando los ordenadores de sus víctimas con un software 'troyano' que permitía acceder a sus claves y realizar transferencias irregulares. En total, han sido detenidas 23 personas y se estima que la cantidad defraudada es de 86.000 euros.

La 'Operación Yolcos' se inició en junio de 2021, cuando los agentes tuvieron conocimiento de una serie de estafas que utilizaban softwares 'maliciosos', los conocidos como 'troyanos', para acceder a las cuentas de las víctimas y realizar operaciones sin su consentimiento.

Durante la investigación, la Guardia Civil identificó a varias personas en la provincia de A Coruña que realizaban la función de 'mulas de dinero' o 'drops', esto es, que figuraban como intermediarios, recibiendo en sus cuentas el dinero estafado para, posteriormente, sacarlo en efectivo y entregárselo a los cabecillas del grupo, cobrando un porcentaje.

Muchas de las personas que realizaban esta función eran mujeres jóvenes captadas por los integrantes del grupo criminal tras haber mantenido con ellos relaciones sentimentales. A través de ellas, y aprovechando esta relación de pareja, conseguían que les facilitasen el acceso y control a sus cuentas bancarias a cambio de distintas cantidades económicas para recibir los fondos procedentes de las estafas. Tras conseguir el dinero, y ser bloqueadas las cuentas bancarias de las parejas por fraude bancario, los captadores abandonaban las abandonaban para iniciar una nueva búsqueda.

Del mismo modo, los agentes también identificaron la captación de estas 'mulas' a través de anuncios en las redes sociales que ofrecían trabajo.

En cuanto a los 'captadores', la investigación identificó a seis hombres, todos ellos de origen sudamericano y con múltiples antecedentes policiales, que eran vecinos de Ferrol en la época en la que se produjeron los delitos. Ellos, a su vez, actuaban bajo órdenes directas del cabecilla, asentado en la provincia de A Coruña, que resultó ser un hombre originario de Brasil.

Modus operandi

El Grupo criminal utilizaba un software malicioso tipo 'troyano' para acceder a los ordenadores de empresas de distintas localidades del territorio nacional, por lo que los agentes han identificado a perjudicados en las localidades de Alicante, Avilés, Gijón, Infesto, Langreo, San Martín del Rey Aurelio, Mataró, Córdoba, Fene, Sada, Ciudad Lineal, Usera, Arganza, Madrid, Arganzuela, La Laguna, Villacañas, Guardo, Ruzafa y Baracaldo.

La metodología utilizada por los ciberdelincuentes era hacer que la víctima (persona física o jurídica) instalase voluntaria o involuntariamente un archivo --a través de 'phishing'-- que contenía oculto en

software malicioso, por lo que infectaba el dispositivo. Con esto, combinado con otras técnicas, obtenían el acceso no autorizado a los ordenadores de estas empresas y particulares, intermediando por ellos para realizar transferencias fraudulentas y hacerse con el dinero.

Tras hacerse con el control del equipo informático, en unos casos ejecutaban el bloqueo de pantalla con aviso de emergencia a la víctima, impidiéndole realizar ninguna acción. Segundos después, ésta recibía una llamada telefónica en la que supuestos “responsables de su entidad financiera”, le informaban que se habían llevado a cabo varias trasferencias bancarias fraudulentas, cuando en realidad eran los propios

ciberdelincuentes con el fin de saltarse el doble factor de seguridad de las cuentas bancarias.

A partir de ese momento, comenzaban a realizar transferencias fraudulentas desde la cuenta de la víctima a cuentas de terceras personas de las que se servían para canalizar el dinero, e incluso, en alguna ocasión, realizaban la contratación de préstamos inmediatos a la entidad bancaria.

23 detenidos

La Operación finalizó con la detención de 23 personas en distintas localidades de la provincia de A Coruña (Cambre, Coruña, Fene, Ferrol, Oleiros y Sada) así como en las ciudades de Barcelona y Soria. Se ha

conseguido identificar a 21 personas que realizaban la función de 'mulas de dinero' para la organización criminal, las cuales se encontraban asentadas en Brasil. La operación se mantiene abierta para poder encontrar nuevas víctimas.

Los detenidos fueron puestos a disposición judicial de los Juzgados de Ferrol y A Coruña, quedando pendientes la detención de otros cinco miembros del grupo criminal, los cuales han conseguido eludir la acción policial huyendo a sus países de origen --Brasil y República Dominicana--.

Etiquetas
stats