Cuando la solución cabe en un chicle

La empresa cordobesa WUGum saca al mercado los primeros chicles funcionales que potencian el bronceado
La empresa cordobesa WUGum saca al mercado los primeros chicles funcionales que potencian el bronceado o que evitan el picoteo entre horas

Noches de desenfreno, mañanitas de ibuprofeno. Más de una vez se ha escuchado este refrán tras una larga noche de fiesta. Pero, ¿y si al ibuprofeno le hubiera salido un competidor? Ése es el objetivo que se ha propuesto la empresa cordobesa WUG Funtional Gums, la primera compañía a nivel mundial que ha desarrollado chicles para aliviar esos dolores de cabeza fruto de la resaca.

Jordi Claramonte y José Luis Rojano, cofundadores de la marca, idearon este proyecto hace ya tres años, tras un viaje a Estados Unidos. Rojano explica que “allí descubrimos que los marines usaban chicles con cafeína en su kit de supervivencia en misiones de rescate. Nos llamó poderosamente la atención y, a raíz de ahí, investigamos el motivo”. Durante su investigación descubrieron la existencia de numerosos estudios científicos que corroboraban la instantaneidad en la asimilación de los principios activos “mediante la mucosa bucal”, frente a otros productos convencionales “que requieren del proceso digestivo”, puntualiza Rojano, quien también es el CEO de la empresa.

La gama de productos de WUGum, que tiene su sede en Doña Mencía, cuenta ya con siete productos: Vigor, para disfrutar más de las relaciones sexuales; Bronze, para acelerar el moreno de la piel; Energy Plus, para el antes y el después de la actividad física; Diet, para evitar ese picoteo entre horas; Energy, para potenciar tu cerebro en momentos de estudio o conducción; Relax, para situaciones de estrés o antes de dormir; y After Party, para hacer más llevadera la resaca postfiesta. Pero no se van a quedar ahí. Según cuenta Rojano, “el próximo año lanzaremos tres nuevas gamas que presentaremos en el Encuentro Europeo de Farmacia, que tendrá lugar en marzo”.

¿Y cuánto tiempo tardan en hacer efecto? Según Rojano, el resultado es “casi instantáneo”, tan sólo cinco minutos después de iniciar la masticación, frente a los 40 minutos de los productos convencionales como las bebidas, los geles o los comprimidos. Además no presentan efectos secundarios, aunque recomiendan un máximo de cinco chicles al día debido a su efecto laxante, provocado por Xilitol, al igual que el resto de chicles.

Aunque la idea se fraguó hace tres años, ha sido en 2014 cuando la empresa se ha constituido como tal y cuenta con un equipo de profesionales, la mayoría cordobeses, con amplia experiencia en multinacionales de cada ámbito. “Esto nos ha permitido estructurar la compañía para el crecimiento que estamos experimentando”, señala Rojano. Y es que  los chicles WUGum ya van a cruzar la frontera española. En México, Perú, Panamá, Argentina, Chile y Paraguay ya se están llevando a cabo las tramitaciones pertinentes para empezar a comercializarlos. En Portugal comenzarán a venderse en septiembre, en Italia en noviembre, y en Alemania y Austria, a finales de año. En España, los chicles WUGum están disponibles en más de 4.000 farmacias y se necesita de un profesional de la salud que aconseje y explique al consumidor las ventajas de utilizar estos productos. “Es por esto por lo que elegimos el canal farmacéutico como el ideal para la comercialización”, explica Rojano.

La instantaneidad y la comodidad son las dos ventajas clave de este producto que, en unos meses, tenderá a perfilarse como el mejor sustitutivo a las pastillas  y métodos tradicionales.

Etiquetas
stats