Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

La UCO diseña con impresión en 3D una pieza para mejorar el rendimiento de las máquinas de hielo

Boquillas de helado mediante impresión 3D, una de las aplicaciones que podría tener el nuevo trabajo de la UCO.

Redacción Cordópolis

0

Un equipo de investigación de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Córdoba (UCO) ha diseñado mediante técnicas de impresión en tres dimensiones (3D) una nueva pieza para mejorar el rendimiento de las máquinas de hielo, ya que facilita la limpieza tras la fabricación de cubitos y confiere a la máquina de hielo propiedades antiadherentes.

Según ha informado la UCO en una nota, dicha investigación se justifica en el hecho de que “los cubitos de hielo se han convertido en un elemento indispensable para hacer frente a las altas temperaturas”, pero “el incremento de los costes, el aumento de la demanda debido a las olas de calor, el precio de la luz y el transporte ya llevaron el año pasado a un desabastecimiento de este bien, lo que ha provocado una demanda de máquinas de hielo en el sector hostelero y agroalimentario”.

Precisamente, un equipo de investigación de la Escuela Politécnica Superior de Córdoba ha trasladado el mundo de la impresión 3D al sector del frío, desarrollando una nueva pieza con propiedades antiadherentes que facilita la limpieza de las máquinas fabricadoras de cubitos.

A este respecto, el profesor Pablo Romero, investigador del grupo Prinia y uno de los autores que ha participado en el estudio, publicado en la revista científica 'Journal of Engineering Manufacture', ha señalado que “algunas empresas del sector del frío están empezando a usar la impresión en 3D para fabricar ciertos componentes de sus máquinas, evitando el uso de otros procesos que requieren costosos moldes metálicos y que proporcionan poca flexibilidad frente a los vaivenes del mercado”.

Así, según ha precisado el investigador, “hay una pieza concreta, ubicada en el conducto por el que caen los cubitos de hielo, cuya geometría compleja la hace idónea para ser fabricada mediante técnicas de impresión en tres dimensiones, si se le aplican los parámetros adecuados”.

Pues bien, a partir de filamentos de PETG, un material parecido al empleado para fabricar botellas de refresco, el equipo de investigación de la UCO ha conseguido desarrollar esta pieza “con altas propiedades hidrofóbicas, es decir, con una alta capacidad para repeler el agua, lo que ofrece una menor adherencia al hielo y facilita su posterior limpieza”, lo cual es clave, puer “la normativa exige un alto nivel de higiene en la industria alimentaria, para evitar la proliferación de patógenos y, por lo tanto, es fundamental diseñar máquinas que sean fáciles de limpiar”.

Otras aplicaciones

El investigador ha destacado que también se le pueden dar otras aplicaciones, ya que, “además de en máquinas de refrigeración, las cualidades de este tipo de materiales podrían ser interesantes para fabricar elementos terminales en robots y manipuladores que se usan en líneas de procesado de productos alimentarios, o para a la fabricación aditiva de boquillas terminales para líneas de fabricación de helados”.

Por otro lado, también son de utilidad para otros sectores, como la industria de fabricación de vehículos aéreos no tripulados, dado que, “cuando los drones vuelan a grandes altitudes, se pueden formar placas de agua congelada en las alas, lo que puede causar fallos en el funcionamiento”. Por ello, la impresión de piezas con baja adherencia al hielo podría ayudar a resolver este problema.

Etiquetas
stats