Covid
Tres años del día 1 de la era Covid

La avenida de Vallellano completamente vacía en el estado de alarma por la pandemia en Córdoba.

0

Hace justo tres años, Córdoba comenzaba una etapa en la vida de la ciudad hasta entonces no conocida. Era domingo, 15 de marzo de 2020 y se iniciaba la declaración del estado de alarma por la pandemia de la Covid19. El confinamiento de toda la población -salvo de los profesionales establecidos como esenciales-, dejaba las calles desiertas, en una postal gráfica para el recuerdo.

Cordópolis rememora a continuación cómo fue la crónica y lo que ocurrió aquel 15 de marzo de 2020: “La ciudad de Córdoba ha vivido este domingo una nueva jornada atípica, la quinta ya desde que la crisis sanitaria y económica asociada a la expansión del coronavirus llegó a la provincia. Este domingo, ha sido la primera jornada en la que todos los ciudadanos tenían orden de quedarse en casa. Y la primera también en la que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han tenido que velar porque así sea”, contaba este periódico en aquella jornada.

El goteo de nuevos casos positivos por coronavirus no dejaba de aumentar en aquellas últimas horas. Córdoba llegaba aquel día a los 37 positivos por coronavirus, seis hospitalizados y dos ingresados en la UCI. El resto de casos positivos, 29 personas, estaban en seguimiento activo en sus domicilios, según difundía la Consejería de Salud. El caso que más preocupaba era el un paciente de Belmez que estaba en el hospital de Pozoblanco.

Aquel domingo, un trabajador de Emergia, el mayor call center de la ciudad y uno de los más importantes de España, en el que había un millar de empleados, daba positivo por coronavirus. La empresa se dirigió a sus trabajadores y desinfectaba la planta en la que ejercía su empleo esta persona.

Mientras tanto, el Hospital Reina Sofía de Córdoba ordenaba la restricción de acceso al centro hospitalario. La medida entraría en vigor al día siguiente, lunes 16 de marzo, a partir de las 8:00 de la mañana. Se vigilarían sus puertas y se filtraría mucho la presencia en este espacio.

El Gobierno seguía tomando medidas. En una comparencia a última hora de aquel domingo, los ministros de Interior, Sanidad, Defensa y Fomento concretaban cómo se desarrolla el estado de alerta. La sanidad privada quedaba en manos de la Junta y se prorrogaban los contratos de los médicos residentes (MIR).

En la capital, la Policía Local de Córdoba ordenaba el cierre de un total de 11 establecimientos de hostelería en la ciudad que tenían abiertas sus puertas, a pesar de que se había decretado el estado de alarma y lo tenían totalmente prohibido.

Qué se podía hacer y qué no durante el estado de alarma

¿Qué puedes y qué no puedes hacer tras la declaración del estado de alarma? Aquel domingo contábamos exactamente cómo se podía salir a la calle y bajo qué condiciones. El objetivo era acabar con el virus y nos hacíamos eco de ese mensaje de servicio público: “Cumplirlo está en tu mano”.

También informábamos de las directrices que marcó el Gobierno para que los ciudadanos pudieran sacar a sus mascotas a la calle, a hacer sus necesidades y a pasear.

Aquel día. por segunda jornada consecutiva, los cordobeses salieron a sus balcones para aplaudir y homenajear a los profesionales que estaban luchando para vencer al virus. Lo hicieron dos horas antes que el sábado cuando surgió de manera espontánea a través de las redes y se estableció el horario a las 20:00.

Desinfección de las calles

Ese día se dio a conocer que la empresa municipal Sadeco iniciaría un minucioso trabajo para desinfectar las calles de la ciudad de cualquier rastro de coronavirus que pueda haber. La compañía municipal anunció su plan a través de un decreto firmado por el alcalde.

Mientras tanto, en la provincia, la Policía Local de Rute denunció al párroco de la iglesia principal del municipio por dar misa a las puertas del templo y sacar una virgen. El párroco dio incluso la comunión a sus vecinos, contraviniendo la distancia social que se impuso en el estado de alarma.

Calles desiertas, colas en comercios de alimentación

Las imágenes que dejaba la ciudad en ese domingo 15 de marzo eran las de calles vacías y colas ante comercios de alimentación abiertos. Con una fotogalería se mostraba cómo había amanecido la ciudad en su primer día completo de estado de alarma.

En esa jornada, el alcalde de Córdoba, José María Bellido, agradecía a través de un vídeo la colaboración de la comunidad china en la ciudad, que se ha ofrecido para ayudar y comprar el material necesario para la lucha contra el coronavirus, y que sería distribuido a trabajadores esenciales como policías y bomberos.

Escolarización y un 'concierto', a distancia

Por su parte, la Asociación de Autónomos de Andalucía urgía al Gobierno a suspender el pago de la cuota ante la crisis económica que se avecinaba. Y la Junta de Andalucía habilitaba una herramienta telemática para que las madres y padres pudieran seguir adelante con la escolarización de sus hijos, trámite que la pandemia cogió de lleno.

El confinamiento afectaba a todos los vecinos de Córdoba y a todos los ámbitos. Y aquel primer día en casa para evitar la propagación del virus, el grupo cordobés Medina Azahara decidió interpretar desde casa una canción para ofrecérsela a todos los fans. Fue la nota musical que aportaba un punto positivo al ánimo general, mientras comenzaba una etapa jamás vivida en Córdoba.

Etiquetas
stats