Tensión entre UGT y Vox en Córdoba en un acto programado en la puerta del sindicato

Tensión en Córdoba con la llegada de la campaña Devolved lo robado de Vox, que ha intentado replicar en la ciudad el acto que se hizo hace unos días en Sevilla frente a las puertas del sindicato UGT, con un resultado similar, ya que el partido ha acabado encontrándose con un grupo de sindicalistas que ha impedido el desarrollo de una rueda de prensa.

La Policía Nacional ha tenido que intervenir para calmar los ánimos, ya que ha habido insultos y descalificaciones, según denuncian tanto Vox como UGT. El sindicato estaba preparado y esperándolos. A título previo, ya había empapelado la fachada de su sede con recortes de prensa de los casos de “corrupción, estafa, abusos y violencia” de algunos de los dirigentes de Vox.

Por su parte, el autobús del partido de Santiago Abascal ha llegado poco después de las 10:00 al cruce de Ollerías y Ronda del Marrubial. El vehículo está forrado con las siglas de los sindicatos de clase y con imágenes de los ex presidentes de la Junta, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, condenados por malversación y prevaricación de fondos por el fraude de los ERE (sentencia recurrida ante el Tribunal Supremo).

Sin embargo, un grupo de sindicalistas les han recibido con el mensaje “Fuera fascismo”, y han impedido que la portavoz municipal, Paula Badanelli, ofreciera una rueda de prensa para presentar la campaña en Córdoba.

El ruido ha impedido el acto

Desde Vox han emitido un comunicado en el que han acusado al sindicato de “boicotear” su acto. “No nos van a callar porque vengan a amedrentarnos desde UGT, es nuestro deber exigir al PSOE y sus sindicatos subvencionados que devuelvan lo robado a los andaluces. Desde Vox tenemos claro que hay que cortar de raíz con las políticas del PSOE, con aquellas que anclan económica y socialmente a nuestra región, a nuestras ciudades y pueblos”, ha afirmado Badanelli, que ha tenido que grabar las declaraciones dentro del autobús ante los insultos de un numeroso grupos de manifestantes que “la increpaba”.

Badanelli ha tildado a los sindicalistas de “mal llamados demócratas”, que “hablan de obreros y hablan de defensa de derechos y lo que se ha demostrado es que son unos delincuentes que no entienden la democracia”. “No respetan que podamos hablar alto y claro que podamos exigirles que devuelvan lo robado a los andaluces y a los españoles, dinero de sus impuestos, no nos van a callar, no tenemos miedo, que lo devuelvan todo”, ha criticado.

“Acusaciones muy graves”

Por su parte, desde UGT han acusado al partido de acudir a su sede “a hacer lo que mejor saben, que es provocar, insultar y acusar”. “Desde UGT Córdoba nos reafirmamos en nuestro compromiso de lucha contra el fascismo, la xenofobia, homofobia y el machismo. Al mismo tiempo, denunciamos la búsqueda permanente de la crispación y el enfrentamiento entre la ciudadanía como única propuesta política de este partido”, han señalado las fuentes consultadas.

“Los convocantes de Vox han vertido acusaciones muy graves hacia los afiliados y afiliadas de nuestro sindicato, por lo que UGT se reserva su derecho a estudiar medidas legales”, señalan desde UGT.

El autobús del Grupo Parlamentario de VOX Andalucía continuará en Córdoba capital en la mañana de este miércoles para continuar en Baena, Castro del Río, Montilla, Puente Genil, Lucena, Cabra y Priego de Córdoba. 

Etiquetas
stats