Startia y la Unión de Radioaficionados de Córdoba instalan una estación de radiocomunicaciones en Rabanales 21

La estación de radiocomunicaciones en Rabanales 21.

La empresa Startia y la Unión de Radioaficionados de Córdoba han instalado en el Parque Científico Tecnológico de Rabanales 21 una estación de radiocomunicaciones en onda corta, VHF, UHF y por satélites, que van a poder utilizar para llevar a cabo diferentes estudios técnicos.

Así, desde Rabanales 21, los radioaficionados cordobeses, así como aquellos que quieran aprender y conocer la radio, podrán realizar su actividad en todo el espectro radioeléctrico, a la vez que podrán utilizar la banda de 2,4GHz por la que conectarán con el satélite QO-100, el primer satélite geoestacionario con repetidor, ubicado a 36.000 kilómetros de distancia.

Según explica el director de Startia, Álvaro Vidal, “este satélite tiene una área de cobertura enorme, que iría desde Brasil hasta Tailandia y todo el continente africano”.

La citada empresa de comunicaciones y ciberseguridad cordobesa fue fundada en 2017. Desde sus orígenes ha estado ligada a las emergencias, la seguridad informática y las comunicaciones vía radio, entre otros servicios. En este sentido, Vidal apunta que “ofrecer las oficinas para el estudio del espectro radioeléctrico y dotar de un espacio a una asociación tan importante es un pilar básico del mantenimiento de la radioafición en Córdoba”.

En la actualidad los radioaficionados de Córdoba disponen de sistemas de balizamiento que permiten realizar estudios sobre la propagación de la onda corta que son muy apreciados por la comunidad internacional.

Reuniones semanales

Los radioaficionados cordobeses se reúnen cada viernes en la sede de Startia, ubicada en el Parque Científico Tecnológico, donde realizan charlas y talleres sobre el espectro radioeléctrico, la comunicación por satélite y la radiotecnia.

La Unión de Radioaficionados de Córdoba, miembro de la Unión de Radioaficionados Españoles (URE), se fundó en 1949. Su presidente, Pedro Luque, asevera que “este proyecto es de vital importancia para esta asociación, ya que proporciona un lugar donde disponer de un sistema de antenas que facilita el desarrollo de la actividad diaria, así como realizar charlas formativas, cursos y talleres”. Luque agradece a la empresa Startia y a la dirección de Rabanales 21 el apoyo prestado a la asociación.

En España existen más de 30.000 radioaficionados autorizados que utilizan la radio como elemento de intercomunicación o para realizar estudios sobre la propagación de ondas electromagnéticas de forma personal y sin contenido económico.

Etiquetas
stats