Los sindicatos recrudecen las protestas por los 8.000 despidos en el SAS

Concentración ante el Hospital Infanta Margarita de Cabra

Los sindicatos CCOO, UGT y CSIF en Andalucía se han concentrado en todas las provincias de la comunidad contra la pérdida de 8.000 profesionales de la sanidad pública y han exigido un cambio en la política sanitaria del Servicio Andaluz de Salud (SAS), para lo que "haremos todo el ruido necesario", toda vez que han anunciado una concentración a nivel regional el próximo 14 de diciembre en los servicios centrales del SAS en Sevilla.

Así lo han expresado las patronales a través de un comunicado tras la cuarta jornada de movilizaciones por este motivo y han explicado que estas concentraciones se realizan ante "el brutal despido" de los profesionales sanitarios y para que "dejen de sentirse maltratados".

En esta ocasión las concentraciones han tenido lugar en el Hospital Materno Infantil de Almería, el Hospital de la Línea (Cádiz), el Hospital Infanta Margarita de Cabra (Córdoba), el Hospital Virgen de las Nieves de Granada, el Hospital Infanta Elena de Huelva, el Centro de Salud Bulevar de Jaén, el Hospital Civil de Málaga y el Virgen del Valme de Sevilla.

"Hemos contado de nuevo con apoyo masivo y es una reivindicación justa para paliar el déficit de personal que sufre el SAS desde hace años, que se ha acrecentado con la política del Gobierno andaluz que premia con el despido a los profesionales que lo han dado todo durante la pandemia", ha aseverado el secretario general de la FSS-CCOO Andalucía, José-Pelayo Galindo.

CCOO ha criticado que "la política que verdaderamente quiere imponer" la Consejería de Salud es "despedir trabajadores en la sanidad pública, con el ERE más grande jamás llevado a cabo por una empresa sanitaria en todo el país y, al mismo tiempo, el intento de externalización del servicio de mantenimiento del Hospital Torrecárdenas, en Almería".

"La Junta muestra claramente sus políticas sanitarias, que son esquilmar recursos a la sanidad pública y derivar los mismos a las empresas privadas, en un nuevo paso adelante para la privatización de la actividad sanitaria pública, lo que se suma al aumento desmesurado de los conciertos sanitarios con la sanidad privada", ha advertido la patronal.

Por su parte, el secretario del Sector de Salud, Servicios Sociosanitarios y Dependencia de la Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Andalucía, Antonio Macías, ha lamentado que el SAS "no dice nada" y que "todo sigue igual" por lo que los sindicatos "vamos a seguir concentrándonos".

"Lo único que ha planteado es una mesa sectorial el día 23 y el cambio de cromos que han hecho poniendo a la directora de Personal del SAS en la Consejería y al director de Consumo en el SAS no es la solución. Hay que cambiar las políticas y si no las cambian, vamos a seguir con las movilizaciones", ha anunciado.

Por último, el presidente del Sector de Sanidad de CSIF Andalucía, Victorino Girela, ha respondido que "hará todo el ruido que sea necesario en defensa del sistema sanitario público y del personal que ahora se ha quedado en la calle" ante las declaraciones del máximo responsable del SAS, Miguel Ángel Guzmán, en las que éste decía, según recoge la patronal en un comunicado, que "la situación no es para que sindicatos estén armando este ruido".

"Los 8.000 profesionales que se han quedado fuera han arriesgado su vida durante los momentos más críticos de la pandemia, se los ha llegado a calificar como héroes y, sin embargo, la única recompensa que van a recibir muchos de ellos es el despido en lugar de contribuir a paliar el histórico déficit de personal que existe en la sanidad pública andaluza", ha concluido el dirigente sindical de CSIF.

Ante esta situación, las tres organizaciones sindicales han convocado una movilización a nivel regional en los servicios centrales del SAS, en Sevilla, para el próximo 14 de diciembre. "Pedimos que rectifiquen esta medida de recorte porque son profesionales que la sanidad andaluza necesita", han concluido.

Reivindicaciones

Con respecto a las reivindicaciones, las tres organizaciones sindicales exigen, según indican en un comunicado conjunto, un cambio en la política sanitaria del SAS que debe incluir la adaptación de las plantillas a las necesidades reales y que permita afrontar los retos sanitarios que se avecinan, así como el abono del salario en concepto del complemento al rendimiento profesional (CRP) de "forma transparente y como está estipulado".

Además, piden la actualización de las bolsas de empleo temporal; la aplicación de una nueva reclasificación profesional adaptada a las funciones que los profesionales desempeñan; y la aplicación de cambios en la carrera profesional para conseguir que sea accesible a todas las categorías.

Protesta ante el Hospital Infanta Margarita de Cabra

Los sindicatos de Sanidad de CCOO, UGT y CSIF han vuelto a concentrarse tras las protestas realizadas semanas atrás en el Hospital Universitario Reina Sofía, en el Hospital Provincial y en la sede de la Delegación Territorial de Salud y Familias para reclamar el mantenimiento de los contratos de refuerzo por el covid. En esta ocasión, la concentración ha tenido lugar en la entrada del Hospital Comarcal Infanta Margarita de Cabra, en donde los tres sindicatos han criticado que no se vaya a renovar el contrato a 8.000 de los 20.000 profesionales que fueron contratados este verano como refuerzo ante la pandemia del covid-19 y han exigido que se rectifique y se mantengan los contratos. 

La responsable del Sector de Sanidad de CSIF Córdoba, María Maestre, señaló que “la pandemia ha dejado claro que la sanidad pública se encuentra bajo mínimos por la falta de personal, además de que las plantillas no son tratadas de una forma adecuada con unas retribuciones apropiadas, lo que empuja a muchos trabajadores a marcharse a otras comunidades autónomas con mejores condiciones salariales y laborales”. La representante sindical afirmó que “nos sobran motivos para concentrarnos hoy porque, además de la falta de personal, también demandamos una actualización de las bolsas, ya que algunas datan de 2019, lo que provoca que muchos trabajadores no tengan presentados sus méritos al día en el SAS”. 

Del mismo modo, Maestre reclamó que la carrera social se aplique a todas las categorías existentes en el Servicio Andaluz de Salud y denuncia que el complemento de rendimiento profesional (CRP) no se ha terminado de abonar el correspondiente a hace dos años a los profesionales. La representante de CSIF lamentó que los trabajadores del Hospital Comarcal Infanta Margarita de Cabra no hayan podido acudir a la concentración de hoy porque no pueden debido a la elevada sobrecarga laboral que padecen. 

Por su parte, la delegada de UGT Servicios Públicos de Córdoba, Marta Serrano, criticó que “no hay cambios, diálogo ni transparencia” y tampoco llegan “las contrataciones a los centros sanitarios, por lo que los profesionales están muy cabreados, a lo que hay que sumar el robo del Complemento de Rendimiento, un año más, a los que lo han dado todo antes y durante esta pandemia; y la falta de actualización de las bolsas correspondientes a varias categorías”. 

De esta forma, Serrano defendió que “esto no se arregla con un cambio de cromos entre la Consejería de Salud y el SAS” y avisó que “si no se producen avances, nos movilizaremos con más contundencia las próximas semanas y denunciaremos esta situación en la mesa sectorial que se celebrará el 23 de noviembre”. 

El responsable del Área Sur del Sindicato de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Córdoba, Jaime López, remarcó que “hay que apostar más por lo público, no como hace el SAS, que piensa que todo con derivarlo y mandarlo a lo privado y lo concertado ya está hecho, no”. Según remarcó, “hay que contratar a esos 8.000 y otros 8.000 más si hace falta porque estamos hablando de puestos de trabajo que hacen falta y no podemos mentir a la gente y decir que se han creado 20.000 puestos cuando 10.000 son estructurales”. 

Asimismo, López insistió en la falta de personal. ·En el propio Hospital Infanta Margarita de Cabra, en la planta tercera, dos auxiliares de enfermería atienden a 34 pacientes, según subrayó el representante de CCOO. “Están agotadas”, aseguró y recordó que esta falta de personal alcanza a todas las categorías y afecta a los descansos y a la conciliación de vida laboral y personal de los y las profesionales.

Etiquetas
Publicado el
11 de noviembre de 2021 - 13:59 h
stats