ANÁLISIS

La sexta ola en Córdoba: 18 veces menos letal gracias a las vacunas

La UCI del Hospital Reina Sofía de Córdoba.

La sexta ola de Covid 19 en la provincia de Córdoba (y en el mundo) está protagonizada por la variante Ómicron, que está provocando una auténtica explosión de contagios. Eso sí, esta sexta ola es muy diferente a las anteriores, gracias a la masiva vacunación en la provincia de Córdoba que deja unos datos muy esperanzadores. La letalidad se ha reducido en 18 veces y los ingresos hospitalarios han caído siete veces. Además, hay seis veces menos ingresos en la UCI que cuando la población no estaba vacunada.

Diciembre de 2021 es ya el mes con más contagios notificados de toda la pandemia en la provincia de Córdoba. En total, se han sumado prácticamente ya 15.000 casos (y aún quedan por sumar los de los próximos días hasta el final de año) y se han superado los 13.127 que se notificaron de manera oficial en enero de este mismo año, hasta ahora el que más había sumado de toda la pandemia. Pero a pesar de ser el mes con más contagios no lo es ni en fallecidos, ni en hospitalizados, ni en enfermos graves que necesitaron ventilación asistida en la UCI.

En enero de 2021 murieron en Córdoba 223 personas a causa del coronavirus. De momento, en diciembre de 2021 la cifra oficial de fallecidos es de 14 personas. La letalidad en enero estaba en el 1,69%. La de diciembre ha bajado enormemente, un ronda el 0,1%. Es decir, de cada 1.000 positivos en Córdoba muere una persona, según los datos oficiales con los que trabaja la Consejería de Salud y Familias.

Además, en enero de 2021 hubo un total de 927 cordobeses que tuvieron que ser hospitalizados, de los que 138 acabaron en la UCI. En lo que va de diciembre de 2021, son 210 los cordobeses ingresados, de los que 25 han tenido que ser ingresados en cuidados intensivos. El descenso es más que notable. En enero, el 7% de los cordobeses que se contagiaban acababan en el hospital. En diciembre, poco más del 1% de los contagiados tienen que ser ingresados en el hospital. Además, en enero, el 1% de los positivos acababan en la UCI. En diciembre, el 0,16% de los contagiados es el que acaba en la UCI.

Este enorme descenso de la gravedad de la enfermedad que genera Ómicron está ayudando a que el colapso hospitalario no se produzca. De hecho, los sanitarios alertan que el principal cuello de botella está ahora mismo en la Atención Primaria, a la que acuden los miles de positivos diarios en busca de un test, una PCR, un diagnóstico o una baja laboral.

Y la clave está en las vacunas. Córdoba es la provincia andaluza con un porcentaje de población más alto vacunado: el 84,1% del total de los habitantes. En concreto, en la provincia hay 657.451 personas vacunadas. Más de 200.000 ya han recibido, incluso, la tercera dosis, mientras se avanza con los niños, aunque de manera más lenta de lo deseable. Córdoba es, además, la provincia donde más alta es la tasa de vacunación con al menos una dosis: un 87,5% del total de la población.

Etiquetas
stats