Salud vacunará por la mañana a partir de julio para evitar el calor en Córdoba

Vacunación contra la covid-19 en el Ayuntamiento de Córdoba

En el complejo proceso de vacunación hay un factor muy importante: la temperatura. Todas las vacunas necesitan un proceso de enfriamiento, unas más que otras, como el caso de Moderna, que debe estar a varios grados bajo cero. A eso se une la propia salud de los pacientes. No es lo mismo vacunar a una persona que acaba de llegar de una calle a 25 ºC que a otra que ha cruzado la ciudad a 45 ºC. Por eso, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) priorizará a partir de julio (aunque es probable que ya arranque en junio) la vacunación por las mañanas. El objetivo es evitar las horas de calor más intenso en Córdoba.

Los sanitarios atienden en estos momentos en horario de mañana y tarde, y prácticamente noche. De hecho, ha profesores citados este fin de semana para la segunda dosis de AstraZeneca a las 21:30 en Vista Alegre. A diario, el proceso de vacunación arranca con las primeras citas a las 9:00 de la mañana y se extiende durante toda la jornada. El objetivo pasa por doblar el esfuerzo solo por las mañanas para evitar que los ciudadanos a vacunar tengan que hacerlo en unas condiciones prácticamente insoportables.

En principio, para conseguirlo, se pretenden habilitar nuevos espacios. Esta semana ya ha arrancado el centro de vacunación de Capitulares y lo hará también otro en Vista Alegre, que no ocupará todo el pabellón, sino tan solo una zona reducida. Para los próximos días, en la zona sur de la ciudad, está previsto que se abra un nuevo centro de vacunación, probablemente en el ambulatorio de la avenida de Cádiz.

Además, hay otro factor a tener en cuenta para la vacunación de julio: la edad de los ciudadanos. Aunque para entonces están pendientes muchas segundas dosis de las personas de más de 60 años vacunadas con AstraZeneca, la inmensa mayoría del personal a vacunar en verano serán personas de menos de 40 años. Ahora mismo, el 90% de los mayores de 50 años ya tienen al menos una dosis y el 50% está totalmente inmunizado. Salud calcula que esta cifra habrá aumentado de manera más que notable para final de mes. E incluso se cuenta con que se pueda haber vacunado con al menos una dosis a la mayor parte de la población de más de 40 años.

Los sanitarios siguen trabajando de manera incansable. Muchos llevan desde marzo de 2020 sin apenas descansar y ahora forman parte de un dispositivo que en Córdoba se está convirtiendo en modélico, ya que el ritmo de vacunación es el más alto de Andalucía. Otro objetivo pasa por llegar al mes de agosto con la mayor parte de la población vacunada. Entonces, muchos tendrán vacaciones, por lo que será más difícil dotar de personal a todos los equipos de vacunación de Córdoba.

Para entonces, según las previsiones de Salud, está previsto que se inicie la vacunación a los menores de 16 años y, al menos, hasta los 12. El objetivo es que en los institutos se pueda, incluso, empezar el curso sin necesidad de usar la mascarilla, obligatoria ahora y que complica mucho el desarrollo de las clases.

Etiquetas
Publicado el
4 de junio de 2021 - 06:01 h
stats