El Rey concede la Orden del Mérito Civil a la investigadora María del Mar Delgado Serrano

Foto de familia tras la entrega de distinciones con los Reyes.

El Rey Felipe VI ha concedido este viernes la Orden del Mérito Civil a 24 "ciudadanos ejemplares" en reconocimiento por su esfuerzo y dedicación desinteresada "anteponiendo el bien común al propio", que ha hecho extensible a otros muchos compatriotas que también se han sacrificado por los demás durante la pandemia. Entre esos ciudadanos figura la investigadora María del Mar Delgado Serrano.

La sostenibilidad impregnaba todas las materias sobre las que investiga María del Mar, pero con la pandemia le obligó a repensar y reinventar todos los proyectos como, por ejemplo, el 'IN-Habit', en el que investiga cómo distintas innovaciones basadas en la integración de aspectos sociales y medioambientales pueden incrementar la salud y el bienestar en zonas desfavorecidas de las ciudades, como en el barrio de Las Palmeras de Córdoba.

También en las áreas rurales, investiga las amenazas y vulnerabilidades a las que distintas cadenas de valor como las del cerdo ibérico y el olivar de montaña están sometidas y cómo aspectos como el cambio climático y la despoblación suponen una amenaza para estos territorios.

La ceremonia ha tenido lugar en el Palacio Real en presencia de la Reina Letizia, la Princesa de Asturias y la infanta Sofía y un día antes del séptimo aniversario de su llegada al trono, un día que ha dicho tener "presente por su trascendencia para nuestra monarquía parlamentaria, para nuestra democracia y para España".

Sin embargo, ha destacado que la ceremonia busca reconocer "los méritos de ciudadanos, de hombres y mujeres ejemplares de todo el país". Los condecorados en esta ocasión --la tercera que se organiza tras las de 2015 y 2019 coincidiendo con el aniversario de su llegada al trono-- son 16 mujeres y ocho hombres de todas las comunidades, Ceuta y Melilla con edades comprendidas entre 30 y 74 años.

Hoy es "un día para el reconocimiento y la gratitud a las personas que, con su trabajo diario, su esfuerzo y su dedicación, casi siempre en silencio y sin protagonismos, sirven ejemplarmente a la sociedad de la que forman parte", ha defendido Don Felipe.

"Personas que hacen suyo el significado profundo de ser ciudadano en un Estado democrático; y que lo hacen con el mismo espíritu y compromiso que tantos otros millones de personas en todo nuestro país", ha añadido.

Recuerdo por quienes han perdido la vida por los demás

El Rey ha tenido también "un recuerdo especial" para los fallecidos durante la pandemia, en particular para quienes por su solidaridad y generosidad han llegado en algunos casos a "perder la vida por ese compromiso con los demás".

Con la Orden del Mérito Civil, ha explicado Don Felipe, se reconocen "los servicios extraordinarios realizados en beneficio de nuestra sociedad, de nuestra convivencia y de los intereses generales".

"Nos habéis demostrado lo mucho que tenemos en común", ha incidido, tras destacar que los condecorados proceden de todos los rincones del país, trabajan en sectores muy diferentes y representan a distintos grupos de edad.

Don Felipe ha valorado que en el último año han actuado como les ha dictado su conciencia, "anteponiendo el bien común al interés propio, demostrando en muchas ocasiones valor y un gran coraje, y sin esperar nada a cambio más que la satisfacción personal por el deber cumplido".

Reconocimiento a muchos españoles

Todos ellos, ha dicho, representan a otros muchos españoles que "con su comportamiento honesto, sus acciones cotidianas, construyen cada día el presente y el futuro de nuestro país y demuestran un compromiso real con el resto de los ciudadanos".

El Rey ha insistido en varias ocasiones en que son un ejemplo y también un "espejo" en el que él mismo quiere mirarse y les ha trasladado su "respeto y admiración" y la de todos los españoles.

Con esta condecoración, Felipe VI reconoce a toda una serie de personas anónimas que han contribuido de forma particular a la sociedad durante la pandemia, entre ellos algunos que forman parte de lo que se consideran servicios esenciales.

Todos los condecorados han tenido ocasión de charlar brevemente con los Reyes al término de la ceremonia oficial, quienes personalmente les han dado las gracias por su labor.

Los condecorados agradecen el honor

En declaraciones a la prensa, varios de ellos han reconocido que es un "honor" y han incidido en que son tan merecedores del reconocimiento como quienes han hecho lo mismo que ellos en estos meses. Asimismo, han resaltado la "cercanía" con la que les han tratado Don Felipe y Doña Letizia.

Así, Elena García, cajera en un supermercado en Badalona, ha reivindicado que lo mismo que ha hecho ella "lo han hecho todos los cajeros, todos los trabajadores que han estado en primera línea". Muy emocionada, ha comentado que cuando le llamó Casa Real se pensó que "era una broma".

Además, ha reconocido que en algunos momentos pasó "miedo" y ha recordado lo "duro" que fueron los primeros días, con el temor de la gente a que no hubiera suministros.

Ese temor a la falta de suministros también lo vivieron Cristina Díaz y Sergio Mediavilla, que regentan ultramarinos en Madrid. "Al principio fue complicado porque no había medios para protegernos", ha admitido Cristina, pero pese a ello siguieron trabajando. "Hay mucha gente que se dedica a esto y se lo merece tanto o más que nosotros", ha reivindicado.

También fue clave en garantizar el suministro el sector del transporte. Como representante de ellos, Albert Esteve, propietario de una empresa de transporte en Lleida ha ensalzado "el gran esfuerzo que hicieron día" los camioneros y ha destacado que este reconocimiento es "muy motivador".

Emoción por conocer a los Reyes

Otro sector que se vio muy afectado fue el de la hostelería. Como ejemplo del sacrificio que han hecho los trabajadores de este sector, el reconocimiento ha recaído en Marta Muñoz, con síndrome de Down y que trabaja como camarera en una horchatería en Valencia.

"Me tomo muy en serio el premio y me lo merezco gracias a mi trabajo", ha afirmado. "Me ha emocionado mogollón conocer a los Reyes en persona", ha asegurado, explicando que no pasa miedo cuando trabaja porque "lleva mascarilla, gel y guarda la distancia".

Tampoco se creía su reconocimiento Alice Mihaela Cozma, nacida en Rumanía pero residente en Almendralejo (Badajoz) que conduce como voluntaria una ambulancia de Cruz Roja. "Ni en los mejores sueños podría haber vivido esto", ha comentado, ensalzando la labor que han hecho los voluntarios de Cruz Roja en todo el mundo. "Hemos pasado el mismo miedo o más que los enfermos, porque sabíamos a los que nos enfrentábamos", ha añadido.

El resto de condecorados son David Lafuente, agricultor de La Rioja; Noelia Aparicio, ganadera de Castilla y León; y Manuel Vinaeta, marinero de Cantabria, en representación del mundo rural y el sector primario.

Dentro del grupo de la gestión del conocimiento --ciencia, educación y cultura-- están Cristina Crespo, investigadora en materiales de Zaragoza; Maria del Mar Delgado, investigadora de Córdoba; Esteban Orenes, investigador biosanitario de Murcia; Cristina García, maestra de Educación Infantil de Ceuta; Natividad Baldominos, cantante solidaria de Guadalaja.

En el apartado del voluntariado se ha reconocido a Carmen Martínez, que trabaja en el Teléfono de la Esperanza en Pontevedra; Margalida Jordà, directora de un proyecto educativo en Mallorca; y Miguel Herrera, cocinero solidario de Cádiz.

Entre los profesionales sanitarios se ha elegido a Silvia Cano, médico de Melilla; Fernando Gómez, enfermero de Pamplona; y Nuria Cascales, farmacéutica de Alicante.

Y en el grupo de profesionales esenciales se ha condecorado a Antonio Roldán, trabajador de Mercamadrid; Virginia Marquinez, directora de oficina postal; Yukonda Esparragoza, gerente de lavandería de Gran Canaria; y Luis Alberto Ramos, trabajador de tratamiento de residuos.

Etiquetas
Publicado el
19 de junio de 2021 - 04:19 h
stats