La precampaña electoral en Andalucía va a tener una multitud de fotos en la primavera festiva, que florece en cada rincón de la región. Y si hay un mes con una enorme acumulación de celebraciones es el Mayo Festivo de Córdoba. Por eso, justo en la noche en la que medio centenar de Cruces de Mayo de Córdoba han vuelto a poner sevillanas y rumba, a servir rebujito, vino y cerveza, y a llenarse de gente tras dos años de suspensiones, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, se ha hecho la primera foto en la ciudad.

El candidato a la reelección ha visitado este jueves tres Cruces de Mayo de la ciudad: el Vía Crucis en la plaza de La Trinidad, La Sentencia en la plaza de San Nicolás y La Buena Muerte en San Ignacio de Loyola. Las tres gestionadas por hermandades y en las tres se ha dado su correspondiente baño de masas, repartiendo besos, abrazos, haciéndose fotos, selfies y aceptando invitaciones, y hasta amagando con arrancarse por alguna sevillana.

Moreno Bonilla ha llegado a Córdoba procedente de Lucena, donde ha mantenido un encuentro con la primera teniente de alcalde, Teresa Alonso (el alcalde está en Miami de promoción turística), y donde ha visitado a la patrona de Lucena y alcaldesa Honoraria y Perpetua de la ciudad, María Santísima de Araceli. Este viernes seguirá en Córdoba, en la Entidad Local Autónoma (ELA) de Encinarejo, donde visitará su ayuntamiento, regido por el popular Miguel Ruiz Madruga.

El presidente de la Junta ha intervenido brevemente ante la prensa, donde ha agradecido la acogida en la ciudad de Córdoba. Antes de llegar a la primera Cruz de Mayo, ha sido abordado por varios vecinos de la zona que le han parado para garantizarle su voto. También ha respondido a lo sucedido en el Congreso de los Diputados, donde ha lamentado que el PSOE no haya optado por el “constitucionalismo” del PP, y ha saludado la elección de Macarena Olona como candidata de Vox, pero “sin más comentarios”.

Etiquetas
Etiquetas
stats