El Ejército elimina el nombre del gobernador franquista Cascajo de un espacio de su base en Cerro Muriano

El coronel Ciriaco Cascajo, en su despacho, que fue el militar que dirigió el golpe en Córdoba.

El Ejército ha eliminado el nombre del gobernador franquista Ciriaco Cascajo -cargo militar en 1936 en el golpe de Estado en la provincia de Córdoba- de un espacio de la base de Cerro Muriano.

El sindicato CGT había requerido en enero pasado al Gobierno para que aclarara “si ha existido, hasta cuándo, y si existe en la actualidad, en la base de Cerro Muriano, un 'Campamento General Cascajo' y, en caso de que así fuera”, que diga “las medidas que se adoptarán para terminar con este hecho, que consideramos de la máxima gravedad, por lo que supone de exaltación del franquismo por parte de un organismo de la Administración del Estado español”.

Esta petición fue tramitada como pregunta en el Congreso por el diputado Carles Mulet (Grupo Parlamentario de Izquierda Confederal), solicitando respuesta al Gobierno sobre si “se había eliminado realmente, toda referencia al General Cascajo en el Campo de Maniobras y Tiro (CMT)” en Cerro Muriano. Y, a ello, el Gobierno ha ofrecido ahora su respuesta asegurando que se ha eliminado el nombre del gobernador franquista.

“La zona denominada anteriormente como 'Vivac General Cascajo' ha pasado a ser denominada 'Zona de Vida de Batallón (ZVB)', habiéndose revisado y modificado todas las normas/documentos conocidos que contienen la anterior nomenclatura”, afirma el Ejecutivo en su respuesta parlamentaria.

En su día, CGT también instó al Gobierno a investigar “actos de exaltación militar” a los “caídos por Dios y por la Patria” que se habrían desarrollado junto a una fosa común de víctimas del franquismo en Córdoba, y en el que militares “depositaron flores en la tumba de Ciriaco Cascajo”, gobernador militar que “encabezó el golpe de Estado en Córdoba”, según señalaba entonces el sindicato.

En ese sentido, denunciaba unos hechos que se habrían producido el 1 de noviembre de 2021 y que se pusieron en conocimiento tanto del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como del ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños García y de la ministra de Defensa, Margarita Robles, sin que se haya “recibido ningún tipo de noticia” hasta ahora.

Sobre estos hechos, el diputado Mulet también ha requerido respuesta del Gobierno que niegas los hechos denunciados y explica que “como es tradicional en las Unidades de las Fuerzas Armadas (FAS), el día 2 de noviembre se celebra un acto de homenaje a todos los que dieron su vida por España, sin diferenciación de bandos o ideología, siguiendo el ceremonial tradicional en el Ejército de Tierra. Asimismo, cabe significar que, tras solicitar el informe pertinente, se constata que los actos en el cementerio se realizaron siguiendo el ceremonial tradicional, no haciéndose ceremonia alguna ante ninguna tumba en concreto”. 

Etiquetas
stats