Construida a mediados del siglo XIX, la estación de El Chaparral ya es historia. Esta semana, ADIF ha iniciado la demolición de un histórico edificio, parada previa a llegar a Córdoba de la línea entre la capital y Álora (ahora Bobadilla).

El acceso actual a El Chaparral no es fácil, ya que hay que atravesar un camino de tierra que además es privado. ADIF ha iniciado su demolición por varias razones: por su falta de uso, por estar en ruina y por no estar protegido. La estación tenía su historia. Tenía dos plantas y un vestíbulo, pero llevaba décadas sin ver subir o bajarse a ningún pasajero. Poseía incluso una garita acristalada. Todo ha dejado de existir.

Los trabajos en la línea son una continuidad. También ha incluido a la estación de Torres Cabrera. Desde ADIF señalan que la demolición ha afectado a unas viviendas existentes en el entorno de la estación, que estaban deshabitadas y en estado de ruina.

Etiquetas
Etiquetas
Publicado el
25 de abril de 2021 - 05:45 h