Cinco familias en riesgo de exclusión denuncian que Emacsa les corte el suministro por tratarse de enganches ilegales

Emacsa corta el suministro de agua de un bloque de ocupas en la Calle Pintor Palomino

Cinco familias de la Huerta de la Reina han denunciado un corte masivo de agua realizado por Emacsa durante la mañana de este martes, tal y como han confirmado los afectados y la propia empresa municipal, que acudió al bloque con un importante despliegue de Policía local. Las familias, en riesgo de exclusión social, están de ocupas en un edificio y tenían enganchada el agua. Sin embargo, Emacsa ha procedido a la rotura de los sistemas que habían realizado para tener suministro de agua en sus viviendas, al igual que también ha bloqueado la arqueta que distribuye el agua.

En el bloque viven actualmente seis familias de las que sólo una cuenta con un alquiler social que le permite tener acceso legal al agua. El resto, no, y la situación varía mucho entre ellas, aunque todas forman parte del colectivo de personas en riesgo de exclusión social, apuntan. Estefanía es una de las mujeres que habita este bloque. Tiene tres niños a su cargo y trabaja por horas en un establecimiento. Hace una semana le fue concedido el Ingreso Mínimo Vital pero, asegura, le es imposible pagar un alquiler siempre y cuando no sea social. Por ello, decidió entrar en una vivienda de este bloque, que pertenece a un fondo de inversión.

Su caso, explica, está en trámites tanto en el centro cívico Moreras como en la Oficina de la Vivienda y el próximo 23 de septiembre se reunirá con Vimcorsa para poder disfrutar de un alquiler social. Para el día 24 tenía programado su desahucio pero finalmente ha quedado paralizado tras alegar que es familia vulnerable. Cabe recordar que el Boletín Oficial del Estado (BOE) ha extendido hasta el 31 de octubre la prohibición de desahuciar a familias que no cuenten con ingresos económicos. "Gracias a eso se ha paralizado mi desahucio, aunque yo no tenga contrato".

En base a ese BOE, que también prorroga la prohibición de cortar el suministro de agua a las personas vulnerables, las familias de este bloque de viviendas han pedido a Emacsa que no les corte el servicio alegando que este boletín no hace mención a que tengan que estar en posesión de un contrato de suministro, como sí se especifica en el apartado de vivienda. No obstante, incide Estefanía, la paralización de su desahucio ha obedecido "a este BOE" y a que su familia está en riesgo de exclusión social. Por su parte, desde Emacsa han señalado que se trata de enganches ilegales no amparados en este prórroga de medidas para luchar contra la vulnerabilidad.

En un primer momento, el corte del agua iba a producirse el viernes pasado pero los vecinos "les enseñaron a Emacsa y a la policía el BOE y por riesgo de exclusión social no pueden hacer nada hasta después de octubre", continúa Estefanía. "Se fueron y aseguraron que vendrían el lunes. No lo hicieron y han venido este martes", explica esta mujer, que cuenta que en el bloque hay seis menores de entre un mes y 11 años.

María José es otra vecina que también ha sufrido el corte del agua. Afirma que la situación en la que viven "no le gusta a nadie" ya que todos quieren pagar un alquiler social. Ella está en desempleo y su pareja sí está trabajando, hasta el mes de diciembre, en el programa de lucha contra la exclusión puesto en marcha por Sadeco.

Etiquetas
Publicado el
22 de septiembre de 2021 - 05:45 h
stats