Acto-homenaje a los cuidadores de los patios con motivo del Centenario del Concurso Municipal (1921-2021)

Los nombres. Rafael Barón, presidente de la asociación de cuidadores de patios Claveles y Gitanillas, los ha querido nombrar a todos. Su discurso ha sido una pieza clave en el acto homenaje con el que el Ayuntamiento de Córdoba ha querido agasajar a los cuidadores de los Patios de Córdoba, en el centenario de la fiesta.

Y, como el activista que nombra los caídos en una guerra, Barón ha trufado su recuerdo de nombres. De todos los que ha podido. No se ha atrevido ni a contarlos. Todos eran y son parte de un engranaje, eslabones de una cadena que hoy cumple cien años como concurso, pero cuya simiente arqueológica y arquitectónica es milenaria.

Era su fiesta, la de los cuidadores, y Barón ha querido ponerle nombre a lo abstracto. Como se le pone nombre a las flores que llenan los tiestos.

“Los Patios de Córdoba son hoy Patrimonio Inmaterial de la Humanidad gracias al patrimonio humano que representan las personas que llevan toda la vida cuidando estos recintos y abriendo sus puertas para que todos podamos disfrutarlos”, ha dicho el alcalde de Córdoba, José María Bellido, que ha dicho otros tres nombres: los de Ana de Austria, Ana Muñoz y Mariana, “las tres Anas de los Patios de Córdoba, mujeres que encarnan el amor y el cuidado a rincones de nuestra tierra, a patios que son emblema de su ciudad”.

El alcalde ha arrancado celebrando el éxito del centenario del Concurso de Patios, destacando su “rotunda vitalidad” y su capacidad de para adaptarse a los tiempos “sin renunciar a sus señas de identidad”, incluso “en los momentos más oscuros de la pandemia”, en los que “proyectaron la belleza y la luz de esa Córdoba íntima que es envidiada en todo el mundo”.

“Tenemos la obligación, entre todos, de conservar y proteger esta cita que es patrimonio mundial. Dialogando con quienes la hacéis posible -propietarios y cuidadores-, conservando espacios y desarrollando iniciativas que consoliden la vida en estas casas que se abren cada año para que miles de personas disfruten de rincones singulares, plenos de colorido y belleza floral”, ha advertido el regidor, mirando a un futuro que, según ha añadido, pasa por “mejorar una cita que representa uno de los principales activos turísticos de Córdoba”.

Decía el tango “que 20 años no es nada”. Cien de Patios han sido casi como un suspiro colándose entre las macetas. Los patios volverán a abrir esta Navidad. Y dentro de seis meses, volverá el concurso. Y ya no serán 100, sino 101. Después del número redondo, el número capicúa.

Etiquetas
stats