San Rafael recupera las alas

Panorámica del cuadro y el taller donde ha sido restaurado | MADERO CUBERO
El Ayuntamiento culmina la restauración de un cuadro que los cordobeses que lo deseen podrán ver el sábado de 9:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 en el pasillo de Capitulares | El lienzo recupera tonalidades que habían sido oscurecidas en el siglo XIX

San Rafael vuelve a tener alas. El custodio de Córdoba que pintó en su día el cordobés Antonio del Castillo tenía un par de alas que hasta hace un par de meses solo se adivinaban y que ahora se ven perfectamente. Es el resultado más notable del proceso de restauración al que se ha sido sometido el lienzo desde el pasado mes de agosto, cuando el Ayuntamiento decidió que era urgente repararlo. Junto a las alas, ahora es visible la inscripción que contempla el cuadro y que se trata del juramento del Arcángel San Rafael para proteger a la ciudad.

El sábado, el día de San Rafael, los cordobeses que lo deseen podrán contemplar cómo ha quedado el cuadro y cómo ha recuperado las tonalidades que tenía antes del siglo XIX, cuando fue sometido a un proceso de restauración que fue muy agresivo. El Ayuntamiento celebrará el sábado una jornada de puertas abiertas para que los vecinos puedan entrar en una zona que normalmente tiene un acceso restringido. Así, de 9:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 el Ayuntamiento abrirá sus puertas al público en general para que pueda subir a la zona noble del Consistorio y ver cómo ha quedado el trabajo del restaurador municipal Enrique Ortega.

El lienzo está ahora en el Museo Taurino, en la zona de talleres de estas dependencias municipales. Mañana será trasladado hasta el Ayuntamiento, donde será recolocado en el lugar que permanece vacío desde finales de agosto, cuando salió camino del taller. El San Rafael de Antonio del Castillo preside la entrada al salón de plenos desde la zona noble del Ayuntamiento. Allí le esperan las alcayatas que siguen colocadas.

El restaurador municipal ha explicado esta mañana cómo ha sido su trabajo, que ha consistido fundamentalmente en limpiar el lienzo y en reparar parte de la restauración que se llevó a cabo en el siglo XIX y que dejó la obra más oscura de lo que estaba. Además, ha llevado a cabo una limpieza “total y absoluta”, que ha sido más intensa en las zonas más policromadas.

A Enrique Ortega no le va a faltar el trabajo. Tras reparar el cuadro, tiene otra misión: el busto de Mateo Inurria de los jardines de la Agricultura que también ha sufrido daños y que incluso se llegó a caer de su pedestal. Después, tendrá que realizar un informe completo mucho más ambicioso para detallar qué bienes muebles del patrimonio histórico artístico del Ayuntamiento necesitan de manera urgente una restauración.

El teniente de alcalde de Presidencia, David Luque, explicó que el objetivo del equipo de gobierno es llevar el informe y hacer un plan de restauración al Pleno del Ayuntamiento, con el objetivo de que sea aprobado por unanimidad. Así, dijo, se seguirán restaurando obras municipales “independientemente de quien gobierne la ciudad” en el futuro, detalló.

Una de las obras más dañadas en poder del Ayuntamiento es el tapiz que preside la Sala de Comisiones de Capitulares. No obstante, y por los daños que sufre la obra, su reparación es muy costosa. El Ayuntamiento está valorando en este momento cómo proceder en este caso.

Etiquetas
stats