El Reina Sofía pide sacaleches para el banco de leche materna ante la oleada de madres donantes

Un bebé recién nacido en el hospital.

Decenas de mamás se han lanzado a ayudar a los recién nacidos prematuros o lactantes gravemente ingresados en el Hospital Infantil del Reina Sofía. Después de que el centro pusiera en funcionamiento el banco de leche materna, muchas han sido las madres que han empezado a colaborar con esta iniciativa para suplir la falta de este alimento en los más pequeños.

La alta respuesta ha sido tal que el hospital y el Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna Almamar Córdoba han solicitado a través de las redes sociales la donación de sacaleches para una mejor operatividad. Estos aparatos deben entregarse en el lactario del Reina Sofía, ubicado en el nivel -1 del Materno Infantil, que está directamente vinculado a la Unidad de Neonatología. Se ofrece, así, la posibilidad de que las madres extraigan la leche en las propias instalaciones del banco si no desean hacerlo en su propio domicilio.

El banco de leche materna, que se presentará en los próximos días, es un centro especializado que desde el pasado mes de abril recibe, procesa, almacena y distribuye leche humana donada por madres a niños hospitalizados. La leche humana se tolera mejor, protege a los recién nacidos de infecciones y problemas intestinales graves y mejora las posibilidades de recuperación, supervivencia y desarrollo.

La donación de leche humana está estrictamente controlada por el hospital ya que las mamás donantes se seleccionan siguiendo criterios rigurosos y luego se pasteuriza y se analiza este alimento para garantizar su calidad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuando no se disponga de leche de la propia madre, la leche pasteurizada de madres donantes es la mejor opción para la alimentación de los niños, sobre todo si se trata de recién nacidos prematuros o críticamente enfermos y lactantes de riesgo.

Almamar Córdoba'

Desde el centro hospitalario aseguran que el mejor momento para ser donante es a partir de la tercera o cuarta semana desde el parto y las madres pueden donar la cantidad de leche que deseen y durante el tiempo que decidan.

Bancos de leche

Los bancos de leche permiten recoger leche de madres donantes para procesarla, almacenarla y dispensarla a los prematuros o lactantes que la puedan necesitar bajo prescripción facultativa. Puede ser donante de leche cualquier mujer sana, con hábitos de vida saludables y que tiene más leche de la que su hijo o hija consume.

El funcionamiento de los bancos de leche suele ser similar. El personal sanitario realiza una entrevista a la donante y se le hace una analítica posterior que descarte cualquier enfermedad potencialmente transmisible a través de la leche. También reciben asesoramiento en técnicas de extracción de leche en el domicilio y su posterior transporte hasta el centro, entregándole todo el material necesario para ello. Otro aspecto fundamental es garantizar durante todo el proceso la calidad microbiológica de la leche donada mediante tomas de muestras antes y después de la pasteurización.

Después de la extracción, la leche puede almacenarse en el congelador doméstico, debidamente etiquetada, pero deberá ser entregada en el Banco de leche como máximo 15 días a partir de la extracción. La entrega se realizará en el Banco de Leche o en los puntos de atención a donantes y recepción de leche donada.

Etiquetas
stats