Reclaman la municipalización de la ayuda a domicilio en el próximo mandato

Jornada sobre el servicio de ayuda a domicilio.

Trabajadoras afectadas, representantes de sindicatos, afectados por la dependencia y familiares han participado en una jornada de debate sobre el servicio de la ayuda a domicilio para reclamar la municipalización del mismo y que su gestión sea directamente pública en Córdoba desde el próximo mandato.

La jornada, organizada en el centro social Rey Heredia por la asociación Artemisa con la colaboración del Sindicato CTA y la asistencia de formaciones políticas como Podemos, Ganemos y el exconcejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento, Rafael del Castillo, ha servido para reclamar que “la ayuda a domicilio no está en venta”.

“Es una exigencia la municipalización de la ayuda a domicilio y la subrogación de las trabajadoras que prestan el servicio, mediante el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores: que se deje de sacar la concesión del servicio y se preste directamente por parte del Ayuntamiento, a través de una empresa municipal”, piden los organizadores de la jornada.

Por eso, apuestan por “la creación por parte del Ayuntamiento de Córdoba de un organismo autónomo o la incorporación de la competencia de ayuda a domicilio a otro organismo ya creado. Y en ambos casos, la subrogación de las trabajadoras. No seríamos pioneros: existen casos reales de prestación municipal del servicio, casos de éxito: en Jerez, en Pamplona, en Albolote, y en otro largo etcétera de localidades”, aseguran en una nota.

“Se trata de una competencia propia y de obligada prestación por parte de las administraciones. La Junta de Andalucía aporta un presupuesto y la competencia de gestionar el servicio está transferida al Ayuntamiento. El Ayuntamiento de Córdoba viene gestionando este servicio a través de una prestación externalizada (una privatización), que opera reduciendo a la mínima expresión las condiciones de las trabajadoras del servicio: condiciones precarias, contratos de poca duración, sueldos bajos, inestabilidad…en definitiva, precariedad para las trabajadoras”, dicen los organizadores.

Las razones que defienden para la municipalización de este servicio son, por una parte, la mejora de la prestación orientada a los usuarios y, por otra, la mejora de las condiciones de las trabajadoras del servicio, además de la dignificación de la actividad, según explican.

También se ha destacado la condición de “conflicto feminizado” en la ayuda a domicilio, “condicionado por el lastre de la historia de la mujer cuidadora, que la sitúa al pie de la obligación de cuidar de los demás a coste cero, como obligación indisociable de su condición de ser mujer”.

Etiquetas
stats