¿Razones para la esperanza? La conversión de contratos temporales a indefinidos crece un 34%

Un repartidor, en la zona centro de Córdoba | TONI BLANCO

Aunque los contratos indefinidos son una rara avis en el mercado laboral cordobés, la conversión de contratos temporales en indefinidos en Córdoba aumentó en 2017, con respecto a 2016, en un 34,7%, hasta alcanzar las 7.656 conversiones.

Córdoba es la segunda provincia andaluza con un incremento mayor. Solo Granada está por encima, con una variación al alza del 41,7%. Muy cerca de Córdoba se encuentra Huelva (34,3%). El peor dato lo tiene Jaén, donde solo el 1,3% de los contratos temporales se tornó indefinido en 2016.

En Andalucía este porcentaje se ha quedado en un 24,6%. Son diez puntos por debajo de Córdoba pero es un cociente muy positivo si se tiene en cuenta que supone el porcentaje más elevado de los últimos nueve años. Unos datos que acercan ya a la comunidad autónoma andaluza a los niveles previos a la crisis económica, según un informe realizado por la empresa de recursos humanos Randstad.

Así, cuando se analiza la serie histórica, se observa que desde el año 2007, momento en el que se superaron las 120.000 conversiones en Andalucía, el número de este tipo de contratos descendió durante cinco periodos consecutivos hasta registrar la cifra más baja en 2012 (48.302). Desde entonces, las conversiones han aumentado durante cinco años seguidos, registrando el mayor incremento de la década en 2017 (24,6%).

Randstad ha realizado dicho informe analizando la evolución de los contratos convertidos en indefinidos durante la última década. Para ello, ha tenido en cuenta los datos relativos a los años comprendidos entre 2007 y 2017 publicados por el Servicio Empleo Público Estatal (SEPE).

Cabe destacar que todas las regiones han aumentado el número de contratos convertidos en indefinidos respecto al año anterior. Baleares es la comunidad autónoma que más ha crecido, con un incremento del 28,1 por ciento. Le siguen La Rioja y Extremadura, con incrementos del 26,5% y 26,4%, respectivamente. También con crecimientos por encima de la media nacional (17,9%) se sitúan Andalucía (24,6%), Comunitat Valenciana (23,4%), Castilla y León (21%), Euskadi (19,2%) y Navarra (18,9%).

Por debajo de la media nacional y registrando los menores incrementos, se encuentran Canarias (17,4%), Galicia (17,2%), Cantabria (16,1 %), Castilla-La Mancha y Madrid (15,7%). Murcia (14,1%), Aragón (13,8%), Cataluña (12,3%) y Asturias (9,2%) son las que menos crecen.

En términos absolutos, Cataluña es la región que ha registrado más conversiones de contratos temporales en indefinidos durante el último año, con más de 132.000. Le siguen Madrid, con más de 110.000, y Andalucía, con más de 91.000. Entre las tres regiones acumulan más de 333.000 conversiones, lo que supone el 48,6 por ciento del total.

Al descender al ámbito provincial, llama la atención que todas las provincias han registrado un incremento de conversiones de contratos temporales a indefinidos en 2017. Entre las provincias que más han crecido en este sentido, destacan los casos de Granada, León, Córdoba y Huelva, todas ellas entre el 34 por ciento y el 42 por ciento.

En el lado contrario, Jaén (1,3%), Soria (9,8 por ciento), Barcelona (11,5 por ciento) y Toledo (12,6%) son las provincias que registran un menor incremento. En el caso del resto de provincias andaluzas, Sevilla (31,3%), Málaga (20,8%) y Almería (18,8%) registran un crecimiento por encima de la media nacional y Cádiz, aunque se sitúa por debajo, aumenta un 15,8%.

Etiquetas
stats