Rafael Gómez se enfrenta a nueve meses de cárcel por desobediencia

.
La Fiscalía acusa al concejal cordobés de no atender a un juez en 2010 cuando éste le requirió que le enviara una lista con sus bienes para atender un impago de 55.000 euros

Rafael Gómez se volverá a sentar en el banquillo de los acusados en los próximos meses. La Fiscalía Provincial de Córdoba ha formalizado una acusación contra el ex empresario, constructor y ahora concejal en el Ayuntamiento de Córdoba por un presunto delito de desobediencia, que será juzgado por el titular de lo Penal número 3 de Córdoba. El líder de UCOR se enfrenta a una acusación de nueve meses de cárcel, que se le acumularía a una posible sentencia condenatoria por el caso Malaya (que conocerá el día 4) y complicaría su futuro.

En concreto, la Fiscalía de Córdoba se refiere a unos hechos ocurridos en el año 2010. El Juzgado de Primera Instancia número 7 de Córdoba. Según la calificación del fiscal, Gómez fue denunciado por un impago de 55.000 euros. Según la calificación del fiscal, el concejal, su mujer y su yerno, administrador del Grupo de Empresas Rafael Gómez, fue requerido por el juez hasta en tres ocasiones para que enviara al juzgado una relación de los bienes que tenía la compañía a su nombre. En las tres ocasiones, se le advirtió de que podría incurrir en un delito de desobediencia si no lo hacía. Finalmente, al tercer aviso se decidió instruir la causa contra Rafael Gómez, su mujer M. D. S. M. y su yerno, R. Ll. I.

"Los acusados con absoluto desprecio a la autoridad judicial requeriente hicieron caso omiso a los requerimientos, a pesar de ser advertidos de las consecuencias de rebeldía", concluye en su escrito la Fiscalía.

Etiquetas
stats