PSOE e IU rechazan el teléfono de denuncias anónimas de Ganemos

Aumente, García y Ambrosio, antes del Pleno de este martes | MADERO CUBERO
El Pleno aprueba una moción para vigilar a las subcontratas que cobran del Ayuntamiento y que garanticen los derechos de los trabajadores

El Pleno del Ayuntamiento de Córdoba ha aprobado una enmienda a la totalidad presentada por IU a una moción de Ganemos sobre el sistema de contratación pública en el Ayuntamiento. Gracias a los votos de PSOE e IU, Ganemos ha visto cómo salía adelante la mayor parte de su moción sobre el reforzamiento en la vigilancia de las subcontratas públicas, pero con una salvedad: ni PSOE ni IU apoyaban la creación de un teléfono para que los trabajadores denunciaran de forma anónima situaciones injustas.

“La mejor defensa de la clase trabajadora es la colectiva, la que viene de parte de la unión. Le estamos diciendo a los trabajadores que la única forma de denunciar es la individual y eso es peligroso”, sostuvo la concejala Alba Doblas, de IU.

Más allá de esta propuesta, se aprobó establecer cláusulas para favorecer la estabilidad laboral en las subcontratas municipales y un pliego concreto con un sistema de sanciones para aquellas empresas que no cumplan con estos criterios. Además, se creará un órgano que vele por “el empleo digno” en todos aquellos contratos financiados con empleo público y avanzar en “nuevas formas de gestión desde lo público”.

Antes de la votación de la moción (que fue rechazada por el PP, Ciudadanos y UCOR), la ponente de la misma, Vicky López, contó la “historia de María”, una mujer viuda desde hace siete años que vive con los 400 años que cobra de una subcontrata municipal. Con ese dinero, y un trabajo semanal de 20 euros cuidando a mayores, tiene que mantener a tres hijos. “María se pregunta siempre porqué no tendrá esas condiciones que ve en la administración pública. María no entiende de competencias”. “María trabaja para una subcontrata de una contrata del Ayuntamiento. ¿No es el Ayuntamiento el que paga?”, sostuvo López.

Antes tomó la palabra el secretario general de CTA, Francisco Moro, para evaluar el estado de las subcontratas en el Ayuntamiento de Córdoba. Moro insistió en que hay varias empresas de Florentino Pérez que controlan servicios públicos municipales. Así, contó que Thales lleva el 50% de los jardines de la ciudad, y que los empleados cobran un 40% menos que el resto. Además, Clece es la responsable de la ayuda a domicilio, “estrella de la explotación”, donde “ninguna trabajadora a jornada completa cobra 975 euros brutos mensuales”.

Moro también habló de la residencia de ancianos, las empresas que abren y cierran colegios, además del Alcázar, o que se contara con voluntarios para los patios, algo que condenó. Además, pidió que cobraran tanto como el resto de la plantilla municipal.

Muy crítico fue el portavoz del PP, José María Bellido, que consideró que la moción es “una enmienda a la totalidad” de la gestión de todos los gobiernos municipales en Córdoba, incluidos los de IU y PSOE. “Están poniendo en duda su propia historia y su propio pasado. No se puede demonizar a la empresa privada por ser privada”, dijo.

Etiquetas
stats