Doña Mencía, el pueblo de Andalucía sin colegio ni instituto a causa de la cepa británica

La entrada a Doña Mencía advierte de la prohibición de acceso al pueblo por la pandemia

Doña Mencía jamás imaginó verse en la situación que atraviesa hoy. Desde el inicio de la pandemia y hasta finales de marzo, el municipio apenas había registrado 200 contagios entre una población de 4.600 habitantes. Las cifras de este lunes señalan que en los últimos días se han destacado 342 casos nuevos, alcanzando una cifra de 7.410,6 contagios por cada 100.000 habitantes. Este pueblo aguanta la etiqueta de ser el municipio de Andalucía con la mayor tasa de Andalucía, lo que ha llevado al cierre del colegio y del instituto hasta el 12 de abril, una decisión inédita en la comunidad. La cepa británica se perfila como la desencadenante de la situación.

El único centro educativo que sí está abierto desde este lunes es la escuela infantil dado que la Junta no ha ordenado su cierre; una decisión que cuesta entender entre sus trabajadoras. El alcalde solicitó "por activa y por pasiva" que los padres no llevaran a sus hijos. Tan sólo uno ha acudido este lunes del total de 53 alumnos.

La clausura del colegio y del instituto ha sido la última decisión adoptada por la Junta de Andalucía, a pesar de las peticiones que en varias ocasiones formuló el alcalde del municipio, Salvador Cubero. Desde hacía semanas sí se había adoptado el cierre perimetral -aunque sin controles a las entradas del municipio- y la clausura de todo el comercio no considerado esencial. Es decir, en el pueblo sólo están abiertos la sucursal bancaria, la farmacia, un bazar que hace las veces de papelería y los supermercados. Todas las esperanzas están puestas en que estas medidas vigentes empiecen a notarse en los próximos días, aunque son los mismos vecinos los que se sorprenden de la virulencia de casos. "El pueblo lleva 14 días muerto y los casos siguen subiendo", cuenta una vecina a las puertas del consistorio.

La mayor congregación de personas se producía este lunes en la plaza central, donde se encuentra la sucursal bancaria. Es principio de mes. En algunos corrillos, principalmente de personas mayores, no se oye hablar de otra cosa: el covid. Menores acompañan a sus familias "para hacer recados". A pesar del gentío, el espíritu que sobrevuela el municipio es el del autoconfinamiento ya que todavía no se ha adoptado el confinamiento de los mencianos. Sobre la tardanza en la adopción de medidas, el alcalde tiene clara la moraleja: deben acelerarse los protocolos. "Hay que sacar en conclusión que, quizás, con cepas como la británica y en situaciones tan excepcionales como la que se vivía en Doña Mencía, habría que revisar los protocolos para que no haya que esperar una semana entre las reuniones del Comité Territorial, que es donde se adoptan medidas".

Cabe recordar que, desde mediados de marzo, el ayuntamiento advirtió tanto a su población como a la Delegación de Salud "de la situación que se nos venía encima". Sin embargo, explica Cubero, "tanto Salud como Educación nos decían que todas las medidas dependían de Epidemiología. Ellos han hecho su trabajo y tenemos que sentirnos orgullos de que se haya tomado la medida" del cierre del instituto y el colegio. En ambos centros educativos, los contagios se extienden tanto a docentes como a estudiantes. Aunque Cubero solicitó la adopción de esta medida, la delegada de Educación -Inmaculada Troncoso- la declinó y aseguró que se habían seguido "todos los protocolos sanitarios".

En este sentido, el regidor reconoce que los centros educativos son "espacios seguros" y defiende a ultranza el trabajo realizado por los profesores y por los estudiantes, "que han pasado un invierno muy duro" al tener que dar clases con las ventanas de par en par. A pesar de ello, "cuando algunos menores iban a clase, ya estaban contagiados y se producían más casos". A este respecto, Cubero rechaza que como que los eventos familiares hayan sido la causa de estos brotes. "No creemos que así sea y no tenemos constancia de que se hayan hecho eventos especiales".

Por ello, la cepa británica sería la causa principal del índice de contagios que asola a este municipio; una variante que se caracteriza por su enorme grado de expansión del virus. "En anteriores momentos de la pandemia, cuando hemos tenido brotes, si un contagiado entraba en una familia había posibilidad de que se extendiera. En esta ocasión, los contagios han arrasado entre las familias" porque, continúa, "hay que señalar que es ahí donde se han ido produciendo los casos y no en bares o restaurantes que están al aire libre. De ahí no nos llegan datos de contagios".

Otra casuística con la que está viviendo el municipio es que la cepa británica le está privando saber quién fue el "contagio cero" de esta nueva situación. "En anteriores repuntes sí lo acabábamos sabiendo pero en esta ocasión todavía no ha sido localizado". Por el momento, Doña Mencía no ha lamentado el fallecimiento de ninguna persona aunque sí de algunos hospitalizados que, tras ser atendidos en planta, han sido derivados a su domicilio.

Etiquetas
Publicado el
5 de abril de 2021 - 14:36 h