Sequía

La Confederación acelera la obra para bombear agua directamente del Guadalquivir al Martín Gonzalo

Embalse de Martín Gonzalo.

El Gobierno acaba de publicar un anuncio por el que acelera las obras para evitar que casi 45.000 cordobeses que viven en la comarca del Alto Guadalquivir se vean abocados a sufrir restricciones de agua potable. Los trabajos declarados de emergencia prevén construir un sistema de bombeo que eleve el agua del río Guadalquivir hasta el embalse del Martín Gonzalo, que además será reparado para evitar más fugas.

Este miércoles, el Ejecutivo ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) un anuncio oficial para la expropiación por la vía de urgencia de una parcela de 2.500 metros cuadrados de superficie. Es el único terreno privado y necesario para la ejecución de esta obra, la que más rápido avanza tras la declaración de la sequía en la cuenca del Guadalquivir. Con la publicación, se da por comunicado a la afectada, una propietaria que reside en Córdoba capital, el anuncio de la expropiación. Se le da un plazo de 15 días para que presente alegaciones. Mientras tanto, avanza el proceso administrativo para iniciar lo antes posible las obras.

Los trabajos tienen un presupuesto de 1,5 millones de euros, aunque se desconoce el plazo de la obra. También cuándo podrán arrancar. Lo primero es disponer de estos 2.500 metros cuadrados. El resto de las obras se desarrollará en terrenos que son propiedad de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG). La adjudicación del contrato se realizará también por la vía de urgencia, por lo que se prevé que los trabajos se inicien en las próximas semanas.

El Sistema de Abastecimiento del Martín Gonzalo abastece a la zona oriental de la provincia de Córdoba, integrada por ocho municipios y tres entidades locales menores con una población de 44.200 habitantes, según recuerda la Confederación. Estos municipios se beben cada año 4,2 hectómetros cúbicos de agua embalsados en el Martín Gonzalo. Actualmente, en la presa hay 3,2 hectómetros cúbicos de agua. Es decir, urge una obra que podrá rellenar el embalse en poco tiempo.

Para ello, se ha establecido un bombeo directo desde el Guadalquivir y unos trabajos urgentes para mejorar la toma de la presa del Martín Gonzalo. En concreto, los trabajos se resumen en seis actuaciones.

En primer lugar, se instalarán tres bombas sumergibles en el Guadalquivir. Tendrá una potencia de 22 kilowatios para un caudal de 300 metros cúbicos capaces de elevar el agua a 22 metros de altura.

En segundo lugar se instalará una segunda etapa de bombeo. Ahí serán tres bomba centrífugas de 110 kilowatios para elevar a 110 metros de altura un total de 300 metros cúbicos de agua por hora. Además, se construirán depósitos de hasta 600 metros cúbicos.

También se trabajará en la rehabilitación de la conducción existente, con la sustitución de sus válvulas, y en una reforma de la ETAP, la estación potabilizadora de agua. Así, se construirá otro depósito de 7.500 metros cúbicos de capacidad y se instalarán dosificadores de reactivos.

Por último, se trabajará en la propia presa, reparando las fisuras detectadas en la pantalla e instalando un circuito de reparación de las filtraciones de agua. En el embalse se hará una toma flotante de agua con otras dos bombas sumergibles de 30 kilowatios para 300 metros cúbicos de agua por hora y una capacidad de elevación de 30 metros de altura.

Etiquetas
stats