Advierten del retraso en los inventarios de caminos públicos de la provincia: 24 en trámite y el resto pendientes

Cancela que cerraba el camino público del Bañuelo.

Los caminos públicos y vías pecuarias de la provincia se han plasmado ya en inventarios en 24 municipios cordobeses, trabajos que están en proceso y en trámites para su aprobación definitiva en la mayoría de los casos. En otros tantos pueblos de la provincia ya se cuenta con financiación para acometer estos trabajos, si bien no se han iniciado. En total, son 48 municipios los que han obtenido ayudas en las convocatorias de subvenciones de la Diputación Provincial dispuestas para este fin y que los caminos públicos de la provincia queden recogidos en los inventarios de cada localidad.

Así se recoge en la información difundida por la plataforma A Desalambrar, que trabaja desde hace dos décadas en la defensa de los caminos públicos de Córdoba y su provincia. En un balance publicado recientemente, explican que 48 ayuntamientos de la provincia “deberían ya haber realizado su inventario de caminos”. La realización del inventario de caminos debe conllevar su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y la difusión del inventario en la web del Ayuntamiento. Sin embargo -apuntan- “en la mayoría de los casos no está ocurriendo esto. De los 48 ayuntamientos solo nos consta su publicación de alguna forma, tanto provisional como definitiva, o bien su publicación en la web, de 24 ayuntamientos. Y solo en 6 casos se pueden consultar estos inventarios en sus webs”.

Recuerdan que la Diputación de Córdoba ha realizado tres convocatorias para subvencionar la realización de inventarios de caminos en la provincia de Córdoba. En estos momentos la tercera subvención aún no ha sido adjudicada, pero con las dos primeras ya son 48 ayuntamientos los beneficiados.

Desde A Desalambrar advierten que, entre los ayuntamientos que sí han inventariado sus caminos públicos, “son muchos los casos en que se ha realizado la aprobación provisional y tras formularse alegaciones no se han aprobado definitivamente, por lo que es posible que dicha aprobación provisional ya no tenga efecto”.

“Irregularidades notables”

En el análisis de los inventarios hechos hasta ahora, “destaca la disparidad de metodologías, llevando a inventarios con 163 caminos como el de Torrecampo, hasta inventarios con muy pocos caminos como los 18 de Villaviciosa o los 19 de Obejo”, indican.

Y, asimismo, advierten “irregularidades notables en los trabajos de los inventarios de algunos municipios, tales como:

En Obejo el inventario solo tiene 19 caminos, “faltando muchos caminos que aparecen en las cartografías históricas. Parece que se han inventariado solamente caminos predefinidos por el ayuntamiento. No conocimos a tiempo la aprobación del inventario y no pudimos alegar, por lo que se aprobó provisionalmente, aunque no nos consta que se haya aprobado definitivamente”.

En Villaviciosa de Córdoba el inventario solo tiene 18 caminos, “faltando muchos caminos que aparecen en las cartografías históricas. En el pliego de condiciones de la elaboración del inventario se especifica una metodología que no tiene lógica, basada en unos planos de unas normas subsidiarias de los años 80 cuya metodología de realización no se conoce y que se ha comprobado de muy mala calidad. Ello lleva a un inventario con pocos caminos, y además con algunos de ellos trazados con baja calidad. Según el pliego debería haberse realizado una investigación del conjunto de caminos, pero no hemos tenido acceso a ese documento, si es que se ha hecho. Este inventario ha sido alegado por nuestra parte. Se aprobó provisionalmente pero no definitivamente”.

En Puente Genil se ha aprobado un inventario que “se reconoce por parte del Ayuntamiento como parcial, ya que no se ha realizado una investigación del conjunto de caminos, sino solo de una selección de 59 caminos que se ha hecho con criterios arbitrarios, quedando algunos caminos históricos fuera del inventario. Este inventario ha sido aprobado provisionalmente, pero no definitivamente”.

En Cabra se ha hecho un inventario “basándose únicamente en la cartografía catastral moderna, lo cual no tiene ninguna base teórica ni jurídica, ya que catastro no determina qué caminos son públicos aunque pueda resultar un indicio. En este inventario aparecen algunos caminos que podrían no ser públicos, y sin embargo no se estudia la cartografía histórica para determinar el uso público inmemorial de los caminos que es lo que garantiza su carácter público, si no ha habido compra o expropiación. Este inventario ha sido aprobado provisionalmente pero no definitivamente y ha sido alegado por nuestra parte”.

En Fuente Obejuna, sin estar en ninguna de estas convocatorias, “se ha comenzado con la realización del inventario, y ya sabemos que también aquí solo se van a inventariar determinados caminos, que vienen a ser los que ahora están en uso y abiertos, olvidándose de los caminos históricos que están usurpados, incluso algunos que unen aldeas del término”.

Hornachuelos, un buen inventario

El Inventario de Caminos de Hornachuelos, que “sí nos parece bastante bueno, ha sido aprobado provisionalmente en dos ocasiones, sin embargo ya ha pasado casi un año de la segunda aprobación y aún no ha sido aprobado definitivamente, por lo que tememos por su aprobación definitiva”.

En Adesalambrar consta que “algunos de los ayuntamientos están asustados por la cantidad de alegaciones que están recibiendo, con amenazas de llevar muchos casos al juzgado”. Por ello, piden que la Diputación de Córdoba debería ofrecer la asesoría jurídica necesaria para que los ayuntamientos puedan defender los caminos que han inventariado, y también para que puedan recuperar la posesión de los caminos que se encuentren usurpados.

Desde A Desalambrar se ha intervenido en el último año en acciones en defensa de caminos públicos de la provincia por cierres como el Camino del Mimbre en Pozoblanco limitando con Villaharta, el Camino de la Garranchosa en Adamuz, un camino en Torrecampo y vías pecuarias y caminos de Espiel.

Etiquetas
stats