Un programa de la Junta permitirá a los ayuntamientos contratar a jóvenes en paro

El Gobierno andaluz calcula que se podrá emplear en los consistorios a unas 2.500 personas con contratos que podrán alcanzar los seis meses | El plan se incluye en el decreto ley de Emple@Joven y @mprende+ aprobado ayer

Un ambicioso programa extraordinario y urgente de la Junta de Andalucía permitirá a los 75 ayuntamientos de la provincia de Córdoba que contraten a jóvenes (de entre 18 y 30 años) que lleven más de un año en situación de desempleo. Esta mañana, la delegada del Gobierno y el de Economía, Isabel Ambrosio y José Ignacio Expósito, han concretado el Decreto Ley aprobado por el Consejo de Gobierno y publicado ayer en BOJA,, para poner en marcha los nuevos programas Emple@Joven y @mprende+, que se sumarán a los planes de choque que se vienen desarrollando en esta legislatura para paliar los efectos de la crisis económica sobre los colectivos sociales más vulnerables.

El plan más ambicioso es el de la financiación directa a los ayuntamientos para facilitar este tipo de contrataciones. En el caso de Córdoba, los consistorios percibirán un total de 16,8 millones de euros para este programa. Así, podrán contratar a unos 2.500 jóvenes cordobeses que lleven más de 12 meses sin empleo (y que antes se hayan inscrito en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo, requisito indispensable). Sus contratos serán de seis meses de duración, aunque los ayuntamientos tienen el margen para que duren lo que consideren, según el Gobierno andaluz.

El salario para estos trabajadores oscilará entre los 1.300 y los 1.800 euros, dependiendo de su cualificación. Los fondos se repartirán entre los ayuntamientos dependiendo de su población y también de la cantidad de jóvenes en situación de desempleo de larga duración que tengan. El programa recibe el nombre de Cooperación Social y Comunitaria para el Impulso del Empleo Joven. Los contratos tendrán que estar firmados antes del mes de octubre de este año y no prolongarse más allá de junio del año próximo.

Éste es el programa más ambicioso incluido en el Decreto urgente aprobado el martes por el Consejo de Gobierno, pero no el único.  Como ha indicado el delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, la primera de las iniciativas del Programa Emple@Joven, denominada Activa Empleo Joven, consiste en planes de tutorización y seguimiento personalizado para jóvenes en paro, con el fin de facilitar su acceso al mercado laboral a través de un tratamiento integral. Los solicitantes deberán inscribirse en la plataforma Emple@Joven, que estará disponible en la Oficina Virtual del Servicio Andaluz de Empleo (SAE).

En una primera fase, y en el plazo de un mes, se elabora un perfil profesional del beneficiario con sus posibles salidas laborales. En la segunda, y de acuerdo con este análisis, se le ofrece una propuesta de participación en alguna de las otras cuatro iniciativas que forman parte del programa o en otras que pueda desarrollar la Administración autonómica. El SAE acuerda con el joven demandante un mutuo compromiso de actividad, que le garantiza su derecho a acceder a las becas, prácticas profesionales y contrataciones previstas.

La segunda iniciativa del programa, denominada Cooperación Social y Comunitaria para el Impulso del Empleo Joven, tiene como objetivo promover la contratación de las personas procedentes de estos planes individualizados en obras y servicios de ámbito social o de interés municipal, distintas de las que realiza regularmente el personal de la Administración local.

EQUILIBRIO TERRITORIAL

Como medida de equilibrio territorial y de fomento económico y del empleo, el Decreto Ley distribuye la totalidad de las ayudas entre las ocho provincias atendiendo a su peso poblacional y al porcentaje de jóvenes desempleados. Así, el 50% del total se reparte entre los municipios en función de esta tasa en cada uno de ellos respecto del total de Andalucía y el 50% restante en función de la población. No obstante, los municipios de menos de 50.000 habitantes, donde la incidencia del paro juvenil es mayor, recibirán una cantidad superior a la media. Además, se garantiza una ayuda mínima de 10.200 euros para evitar que los municipios más pequeños queden en una situación desfavorecida.

En el proceso de selección tendrán preferencia las personas desempleadas de larga duración (inscritas como demandantes al menos doce meses ininterrumpidos) que estén empadronadas en el municipio donde se realiza el proyecto y, de no haberlas, otras desempleadas de la localidad o, en su defecto, otros parados de larga duración de la provincia. Los ayuntamientos deberán presentar la oferta de empleo ante el SAE, que le proporcionará tres personas candidatas por cada puesto de trabajo ofertado. La formalización de los contratos podrá realizarse hasta el 31 de octubre de 2014.

Las obras y servicios incentivados deberán realizarse en régimen de administración directa y estar vinculados a alguna de las siguientes actividades: cuidados asistenciales; prestación de la ayuda a domicilio; servicios de proximidad, limpieza, vigilancia y seguridad; protección del medio ambiente y de zonas rurales o naturales; revalorización de espacios públicos; gestión de residuos y aguas; ahorro energético, y promoción del turismo, el deporte, la cultura y el comercio y los productos locales.

El tercer bloque de medidas reguladas en el Decreto Ley es la Iniciativa Prácticas Profesionales en Empresas, que facilitará la inserción laboral de titulados universitarios y de FP de grado medio o superior a través del desarrollo de 1.000 experiencias profesionales no laborales en toda Andalucía. Esta cantidad podrá incrementarse con aportaciones de las entidades privadas que se adhieran al programa. Cada práctica profesional, de una duración de seis meses y jornadas de cinco horas diarias, será financiada con 2.700 euros.

La Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) será la entidad colaboradora encargada de gestionar la iniciativa, así como de poner en contacto a los demandantes con las empresas y entidades interesadas. En el mes siguiente a la publicación del Decreto Ley, la UNIA habilitará en su web las bases de inscripción y, una vez finalizado el plazo, realizará una preselección de candidatos y enviará sus currículos a las entidades que hayan solicitado participar. La empresa o entidad receptora suscribirá un contrato con el beneficiario y le asignará un tutor, que al finalizar emitirá un informe que servirá de base al certificado.

PRÁCTICAS EN I+D+i

El fomento de prácticas profesionales es también el objetivo de la línea de becas que se crea para jóvenes con titulación universitaria o de postgrado en el ámbito de la investigación y la innovación. Se trata de la Iniciativa Becas para Proyectos de I+D+i, por el que inicialmente se convocarán 500 ayudas con un presupuesto total de 4,1 millones de euros y cuantías de 7.200 euros por práctica. En este caso, las entidades solicitantes serán las universidades públicas andaluzas, que podrán pedir entre 20 y 60 ayudas y deberán garantizar la inserción laboral de al menos el 20% de los becarios acogidos. La duración máxima de la práctica será de nueve meses.

Los criterios de selección primarán, con una ponderación del 40%, la nota media del expediente académico. Con un 20% cada uno se valorarán otros méritos curriculares, la realización de ciclos de grado o postgrado y el nivel de idiomas.

Las prácticas se realizarán en empresas y entidades con centro de trabajo en Andalucía y que desarrollen algún proyecto de I+D+i. Cada universidad confeccionará un catálogo de entidades de acogida para la realización de prácticas y, en dos meses desde la entrada en vigor del Decreto Ley, abrirá un proceso de selección en concurrencia pública.

Finalmente, el Programa Emple@Joven se completa con la reformulación del Bono de Empleo Joven, con novedades como la admisión del título de Educación Secundaria Obligatoria, independientemente de la vía de obtención; la ampliación de las modalidades de contrato y la posibilidad de parciales o a media jornada, y la oportunidad de dar entrada a un nuevo beneficiario si el contratado no culmina el periodo mínimo de 12 meses.

Esta modalidad de fomento del empleo se dirige a jóvenes de entre 18 y 29 años, titulados universitarios, de Formación Profesional de grado medio o superior y graduados en Educación Secundaria Obligatoria. Consiste en una ayuda de 4.800 euros para jornada completa o 2.400 para jornada parcial, distribuida en 12 mensualidades, que se hace efectiva cuando se firma el contrato con el beneficiario del bono. La previsión es que se alcancen los 4.200 bonos, cuyos contratos deberán ser formalizados hasta el 31 de diciembre de 2015.

Etiquetas
stats