Procórdoba prepara su disolución y pide a Hacienda que asuma su deuda

.
El consejo de administración insta al Ayuntamiento a que estudie asumir el pago de los 16 millones de deuda a corto plazo y baraja pedir al Gobierno saber lo que costaría el cierre de la compañía

El consejo de administración de Procórdoba, reunido esta tarde, ha aprobado pedir al Ayuntamiento que estudie asumir el pago de los 16 millones de euros de deuda a corto plazo que tienen a esta compañía municipal en la más absoluta asfixia financiera. Además, se ha preparado el terreno para la disolución de la que sería la primera empresa municipal de Córdoba en cerrar sus puertas.

Según han informado fuentes del consejo de administración de Procórdoba, los consejeros han aprobado cuatro puntos. El primero y más importante es pedir auxilio al Ayuntamiento. Procórdoba tiene una deuda a corto plazo con el BBVA de 16 millones de euros. Es lo que resta por pagar de una póliza de crédito que se pidió en el mandato anterior. Anualmente, el pago de esta póliza cuesta más de un millón de euros en intereses y Procórdoba carece de liquidez en sus cuentas (pese a contar con más de 60 millones de euros en un suelo que no vende). Los consejeros han solicitado que la Delegación de Hacienda estudie hacerse cargo de esa deuda.

Pero ahí está el problema. El Ayuntamiento no quiere asumir esta deuda. A día de hoy, el Consistorio ha alcanzado la estabilidad presupuestaria. Sin embargo, si incluye la deuda de Procórdoba podría entrar en déficit y perder esa estabilidad financiera. ¿Qué pasaría? Si la deuda sobrepasa el límite del 110% de todo el presupuesto municipal (hoy está en el 103,09%), el Ministerio de Hacienda obligaría al Ayuntamiento a aplicar un plan de sostenibilidad que necesariamente pasaría por un nuevo plan de ajuste. Es decir, recorte de gastos y probablemente despidos. Algo que el Consistorio quiere evitar a toda costa.

Sin embargo, fuentes municipales sostienen que aunque difícil no hay nada imposible. El Ayuntamiento podría asumir la deuda de Procórdoba e intentar renegociar con el BBVA su paso a deuda a largo plazo, además de hacer una quita incorporando remanentes de tesorería. Pero eso sería ingeniería financiera y de momento se desconoce hasta dónde está dispuesto a llegar el Ayuntamiento para aliviar la situación de Procórdoba, que amenaza con contagiarle.

El segundo punto que han aprobado los consejeros ha sido pedirle al Pleno la revocación del plan de reestructuración de Procórdoba que aprobó en su día para intentar un nuevo plan de viabilidad. El tercero es el compromiso para sacar a la venta más suelo y propiedades de Procórdoba con el objetivo de conseguir liquidez lo antes posible. Ayer mismo, Luis Martín informó que se ponía en venta la sede de Procórdoba en la Corredera además de suelo industrial y residencial en varios puntos de la ciudad por un importe de ocho millones de euros.

El cuarto punto es el más controvertido, ya que apunta a que se está preparando la disolución de Procórdoba. Los consejeros han aprobado pedir a la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) que valore el suelo que actualmente tiene Procórdoba. A fecha de 31 de diciembre de 2012 esa valoración era de 60 millones de euros. Una vez hecha, los consejeros se han comprometido a pedir a la Agencia Tributaria que diga cuál sería el coste fiscal que tendría la “disolución” de Procórdoba. Fuentes del consejo de administración han querido dejar claro que la disolución no significa la liquidación de la firma, ya que se deja la puerta abierta también a que el negocio de Procórdoba sea asumido por la empresa municipal de vivienda Vimcorsa.

DEBATE POLÍTICO

Al margen de lo discutido en el consejo de administración, por la mañana ha habido cruce de declaraciones entre la oposición y el presidente de Procórdoba, Luis Martín. Los concejales de IU y PSOE Francisco Tejada y Emilio Aumente, respectivamente, han asegurado que entre el área de Urbanismo y Hacienda se ha desatado una batalla interna a cuenta de Procórdoba. Tanto Tejada como Aumente han coincidido en señalar los informes cruzados entre trabajadores de Hacienda y el gerente de la compañía Procórdoba.

Por su parte, Luis Martín, ha querido dejar claro que “IU y PSOE fueron quienes durante su etapa de gobierno originaron la situación que actualmente atraviesa esta empresa municipal y es ahora el gobierno municipal del PP el que trabaja de forma unánime para solucionar el problema que ellos crearon”. Martín ha apuntado que “ni el PSOE ni IU pueden ocultar con mentiras que, por acción u omisión han tenido la responsabilidad del gobierno durante los últimos 12 años, por lo que las obligaciones del préstamo de Procórdoba, la situación de endeudamiento de esta empresa y su difícil situación financiera es exclusivamente responsabilidad de ellos”.

Etiquetas
stats