El Pleno certifica la muerte de Ifeco

FOTO: MADERO CUBERO
Córdoba pierde definitivamente el único recinto ferial como tal que existía en la ciudad

No hará falta autopsia porque la causa del fallecimiento está clara: el azote de la crisis en Córdoba. Esta mañana, el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba ha certificado la muerte definitiva de la Institución Ferial de Córdoba (Ifeco). Los concejales han aprobado por unanimidad lo que no deja de ser un trámite pero que en la práctica es el punto y final a una institución que en 2013 iba a cumplir un cuarto de siglo.

El punto fue ratificado en un Pleno extraordinario que no duró más de cinco minutos (pese a la importancia de algunos de sus puntos, como las ordenanzas fiscales). Ifeco organizó su última feria comercial en febrero de este año. Desde entonces, está en muerte clínica. El Ayuntamiento ha tardado diez meses en disolver la institución que regía el recinto ferial San Carlos, el único que existía en la ciudad. Ahora, las ferias sectoriales de Córdoba se reparten entre el pabellón del Parque Joyero y el Palacio de la Merced.

Ifeco cerró acosada por las deudas. Hasta medio millón de euros llegó a acumular por el impago de sus patronos y principalmente por el incumplimiento de un acuerdo firmado con Cajasol en el año 2010. La mayor parte de la deuda de Ifeco fue trasladada a sus proveedores, que se convirtieron en más de medio millar de acreedores.

Además de la disolución de Ifeco, el Pleno aprobó las ordenanzas fiscales con el rechazo de la oposición en bloque. El equipo de gobierno no atendió ninguna de las “escasas” alegaciones presentadas, como las cuantificó el concejal de Hacienda, José María Bellido (PP), que califica las ordenanzas como las más bajas de la historia del Ayuntamiento de Córdoba.

Por otra parte, antes del Pleno una delegación de representantes de los 18 trabajadores sociales de apoyo a la Ley de la Dependencia que ven peligrar su puesto de trabajo porque no llega una subvención finalista de la Junta de Andalucía se reunió con el alcalde, José Antonio Nieto. Los trabajadores temen, tras la angustiosa jornada de ayer, perder a la mitad de los trabajadores. Según la información que manejan y que les ha sido comunicada por parte de la Consejería de Salud, la Junta maneja este año la mitad del presupuesto que en el ejercicio anterior para aplicar la Ley de la Dependencia por lo que sólo podrá contratar a la mitad de los trabajadores. El Gobierno andaluz se inclina por emplear a los nueve trabajadores sociales de este grupo y no renovar a los nueve auxiliares administrativos.

Etiquetas
stats