Pista libre para la construcción de un aeródromo privado en Villarrubia

Una avioneta en el aeropuerto de Córdoba | MADERO CUBERO

El Consejo Rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo le ha dado pista libre a una vieja aspiración de la la Sociedad Limitada Aeronáutica Delgado: que pueda construir su propio aeródromo privado en unos terrenos que explota en el entorno de Villarrubia. Ya en el año 2004 se construyó un primer taller y un banco de pruebas de motores en la zona que ahora será aeródromo, además se realizó la explanación y compactación de los terrenos de una pista de aterrizaje en la zona de Villarrubia de Córdoba. Desde esta fecha se ha utilizado como pista eventual para aeronaves agrícolas en campaña. Pero el objetivo de la empresa es poder usarlo de una manera más habitual y comercial.

Así, el Consejo Rector le ha dado vía libre a un proyecto de actuación que ya tiene el permiso del Gobierno. En el año 2006, con la construcción del hangar, se amplió su uso para ciertas tareas de mantenimiento autorizado en aeronaves ligeras. En dicho año la empresa pidió a la Dirección General de Aviación Civil la legalización de la pista de aterrizaje como aeródromo privado, que fue rechazada ante la respuesta negativa de AENA a la compatibilidad del espacio aéreo con el aeropuerto de Córdoba. No ha sido hasta 2020 cuando han logrado el permiso para “la implantación de un aeródromo privado de uso restringido para uso de aviación general”, según consta en la documentación a la que la Gerencia le ha dado el visto bueno.

La compañía informa que reutilizará parte de las instalaciones de pista de despegue y aterrizaje, así como naves existentes actualmente destinadas a tratamientos agrícolas por medios aéreos. La instalación consiste, esencialmente, en: pista de terreno compacta de 717 metros de largo por 15 de ancho; franja de pista a ambos lados de la pista con sendas distancias de 15 y 25 metros del eje de la pista; hangar de mantenimiento de 32 x 20 metros actualmente destinado a taller de motores de aviación; dos plataformas de estacionamiento de aeronaves con una superficie de 5.500 y 9.500 metros cuadrados y una tercera para mantenimiento.

El objetivo es que el aeródromo pueda actividades agro forestales, tanto de tratamiento aéreos en agricultura, como campo de emergencia para aviones y helicópteros para extinción de incendios; actividades deportivas, de fomento de actividades deportivas aéreas: y por último actividades estrictamente aeronáuticas, de mantenimiento, aportándose varios certificados administrativos al respecto.

La empresa prevé una inversión global cercana al millón de euros. En principio, el plan de negocio prevé un retorno de la inversión en un plazo de unos 25 años, según consta en la documentación.

Etiquetas
stats