Piden cinco años de cárcel por enviar fotos de una menor desnuda por 'whatsapp'

Dos jóvenes usan teléfonos móviles.
La Fiscalía Provincial acusa a un joven de Aguilar de la Frontera de un delito de revelación de secretos, al difundir las imágenes entre alumnos de un instituto

La Fiscalía Provincial de Córdoba solicita una pena de cinco años de cárcel para J. F. R., un joven de 21 años acusado de un delito de descubrimiento y revelación de secreto, y otro de coacciones. Según consta en el escrito del Ministerio Fiscal, al que ha tenido acceso este periódico, el joven habría coaccionado a una menor para que le enviase fotos desnuda por whatsapp y posteriormente las habría distribuido entre sus compañeras de instituto.

Según el escrito de la Fiscalía, los hechos ocurrieron en septiembre del año 2013. El acusado habría realizado una llamada al teléfono móvil de la menor, de 15 años, supuestamente equivocada, que se interrumpió rápidamente. El joven, no obstante, se quedó con el número y días más tarde comenzó a enviarle mensajes a la menor a través de whatsapp en los que le decía que “sabía que ella era de Aguilar de la Frontera” y de quién se trataba al ver su foto de perfil a través de la aplicación de este sistema de mensajería.

Una semana después, el acusado, otra vez a través de whatsapp, le pidió a la menor que le enviara una foto en ropa interior o desnuda, a lo que la chica se negó. Ante su negativa, el procesado insistió durante cuatro o cinco días. Como la chica seguía negándose, el joven le mandó “un mensaje inquietante”, según la Fiscalía: “Manda la foto que si no voy a averiguar dónde vives y voy a rajarte”. La chica, asustada, envió al acusado una foto en ropa interior.

Días después, el supuesto acosador volvió a la carga. Así, y aprovechando la foto que ya tenía, habría coaccionado a la menor diciéndole que si no le enviaba más fotos difundiría entre sus amistades la imagen en ropa interior. La chica, “atemorizada”, le envió tres fotos desnuda y posteriormente bloqueó el número de teléfono del acusado.

No obstante, el procesado, “guiado por el propósito de dar a conocer las fotos” de la menor “sin que ella le hubiese dado permiso para ello”, las envió mediante whatsapp a una compañera del instituto de la víctima, también menor de edad. Esta chica, a su vez, reenvió las fotografías a otros 11 alumnos del instituto, según consta en la calificación de la Fiscalía.

Etiquetas
stats