Pepe Ciclo relata “la barbarie de los refugiados” en el pregón de la 'Velá'

Pepe Ciclo en el pregón de la Velá| MADERO CUBERO
El payaso y vecino del barrio de La Fuensanta centra el discurso de la fiesta en denunciar la situación en la que viven las personas que se encuentran en “campos de concentración encubiertos”

“El de hoy será un pregón lleno de solidaridad”. De esta manera anunció la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, el discurso que el payaso Pepe Ciclo pronunció instantes después, dando el pistoletazo de salida a la Velá de La Fuensanta.

Por segundo año consecutivo, la figura del pregonero se erigió como el fiel defensor de los valores sociales. Si el pasado año la feminista Carmen León defendió el papel de la mujer y la lucha por la igualdad, en esta ocasión Pepe Ciclo convirtió su discurso en un alegato por las personas refugiadas. Para ello, se sirvió de su experiencia vital tras su viaje el pasado mes de junio a los campos de Grecia con el proyecto Risas Solidarias.

Antes de que arrancara el pregón de Pepe Ciclo, la alcaldesa de Córdoba agradeció “el trabajo de todos los vecinos durante las últimas semanas”. Y es que una de las señas de distinción de esta Velá ha sido el regreso del Consejo de Distrito y asociaciones vecinales, que han formado parte de toda la organización del evento. Con este objetivo de no olvidar lo que siempre ha sido la Velá, Ambrosio recordó que “esta fiesta sigue siendo un espacio de encuentro” en el que se unen “los valores genuinos como la amistad, la diversión y la convivencia”.

Tras las palabras de la alcaldesa, Pepe Ciclo subió al escenario acompañado de un sonoro aplauso del público que se encontraba en la Plaza del Pocito. Y como “la ocasión” lo merecía, el payaso se puso sus mejores galas: un sombrero rojo, unas gafas verdes y una narizota roja.

Pepe Ciclo llegó a La Fuensanta en el verano de 1990, a una zona “donde aún hoy se vive con el espíritu de barrio”. Es por ello por lo que destacó el movimiento vecinal de la zona, que tanta importancia ha tenido en la organización de esta Velá. En este sentido, el pregonero se preguntó: “Si estuviera otra corporación en el Ayuntamiento de Córdoba, ¿hubieran llamado a un payaso como yo?”.

A pesar de su vestimenta, Pepe Ciclo llenó su pregón de seriedad y verdad. Describió la situación en la que se encuentran las personas refugiadas que actualmente huyen de la guerra o de la miseria en sus países. El pregonero describió las zonas de refugiados como “campos de concentración encubiertos” en las que “Cruz Roja y Acnur no hacen nada por arreglar esta situación”.

En una crítica a las organizaciones internacionales, Pepe Ciclo reconoció no sentirse europeo “ni representado por este Gobierno en funciones” que forma parte de lo que él calificó como “barbarie”.  Pero su discurso no trató únicamente sobre este conflicto internacional. Denunció el hecho de que la Plaza del Pocito siga siendo de titularidad eclesiástica desde 1987 y animó al público a convertir “este lugar en algo público y vecinal”.

Además, el pregonero condenó las últimas declaraciones del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, y apoyó a los trabajadores del centro comercial Eroski, quienes portaban pancartas reivindicativas por los posibles despidos tras el cierre del establecimiento.

Tras la inauguración de la Velá, la programación joven arranca este jueves y se alargará hasta el viernes, en un conjunto de actividades que cuenta con un pregonero propio.  Mientras, la fiesta en el barrio se celebrará hasta el 11 de septiembre. En total, serán 40 las actividades programadas, en cuyo diseño han participado hasta una treintena de colectivos y asociaciones de La Fuensanta.

Etiquetas
stats