La patronal de los bares muestra su “indignación” con la Junta porque la hostelería “no es foco de contagios”

Asamblea reunida este miércoles en Córdoba.

La Asamblea General de la Federación de Empresarios de Hostelería de Andalucía (Horeca), reunida en Córdoba, ha expresado este miércoles su “indignación” con el Gobierno andaluz “por no tener en cuenta los intereses empresariales ante las, cada vez más numerosas, evidencias de que la hostelería no es foco de contagios” del Covid-19.

En este sentido y a través de un comunicado, Horeca ha calificado de “insostenible e injusta” la situación de los empresarios del sector en Granada, “que sufren en sus negocios la obligación del cierre a las 22,00 horas impuesto por la Junta de Andalucía”, lo cual “lesiona gravemente una parte vital de su jornada”, la referida al horario del servicio de cenas, por lo que Horeca ha reclamado que “se les permita trabajar en el horario de cenas hasta las 0,00 horas”, con admisión de clientes hasta las 23,00 horas“.

La federación se ha solidarizado así con los hosteleros de Granada y ha alertado del “incomprensible empecinamiento de la Junta de Andalucía con la hostelería, a pesar de las crecientes evidencias de que esta actividad económica, vital para la región, no es foco principal de contagios”.

De hecho, según a insistido Horeca, “la imposición del cierre actual a las 22:00” en Granada “deja a las empresas gravemente perjudicadas” y con “la posibilidad cierta de cierre forzoso por quiebra”, lo que ha llevado al presidente de Horeca, Francisco de la Torre, ha recordar que “Andalucía tiene 55.000 establecimientos de hostelería que dan trabajo a más de un cuarto de millón de personas, y es inaceptable que se pretenda lesionar a todo un sector con medidas fuera de toda ponderación, a pesar de las propias evidencias científicas del Gobierno”.

En la reunión de la Asamblea General de Horeca, los ocho presidentes provinciales andaluces integrados en la federación hostelera han analizado los últimos datos en poder del Gobierno de España, en concreto el informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, con fecha del 18 de octubre, “que demuestra que en la hostelería apenas se producen un 3,5 por ciento de contagios”.

En este sentido, De la Torre ha señalado que vienen diciendo desde el principio de la pandemia que su sector “no es culpable”, sino que “es parte de la solución, y ahora esperamos que, ante esta evidencia, tanto el Gobierno de España, como la Junta de Andalucía, rectifiquen su errónea actitud hacia nosotros”.

Por ello, Horeca Andalucía ha vuelto a reivindicar la seguridad de esta actividad, a la ve que ha pedido “que se persiga y sancione a los posibles incumplidores, pero sobre todo a las fiestas clandestinas y botellones, que están proliferando precisamente por el recorte horario en los establecimientos reglados”.

De la Torre ha dicho no entender que en la Junta aún no se den cuenta de ello“ y, en este sentido, ha lamentado que el presidente de la Junta de Andalucía, el popular Juanma Moreno, ”haya contestado con una negativa a la petición formal de una reunión con el sector de la hostelería“.

De la Torre ha mostrado su “enorme sorpresa” ante la respuesta del gabinete del presidente de la Junta, “que ha dicho que no a un encuentro de trabajo y búsqueda de soluciones con un sector básico en la economía andaluza como es el nuestro”.

A este respecto, ha resaltado que un informe del Ministerio de Sanidad establece que son las reuniones familiares y de amigos, con un 14,2 por ciento, el principal foco de contagio de Covid-19 en España, seguidas por las residencias de mayores (10,6 por ciento) y las actividades de recolección (temporeros y empresas, con un 7,3 por ciento). De hecho, la hostelería ni siquiera se encuentra entre los tres sectores con mayor incidencia de infecciones.

Además, otro dato que, a juicio de Horeca, demuestra que los bares y restaurantes son espacios seguros es el porcentaje de contagios que recoge el citado informe, elaborado por la consultora Foqus para Competur, que determina que “son menos de 1,1 casos por cada 100 establecimientos, algo que resulta especialmente llamativo si se compara con el número total de locales”.

Por todo ello, Horeca ha insistido en su asamblea en que “los bares son espacios seguros, sometidos a escrupulosas normas sanitarias y de aforo y a supervisión por parte de personal y autoridades, y suponen una alternativa para las reuniones sociales en espacios privados, que sí son el foco principal de la pandemia”, por lo que Horeca ha reiterado su demanda a las autoridades para “que acaben con este señalamiento injusto de la hostelería”.

Etiquetas
stats