Los partidos no se mojan en campaña y aplazan votaciones clave en las instituciones

Detalle del Pleno del Ayuntamiento del pasado jueves | MADERO CUBERO

La inesperada campaña electoral ha trastocado votaciones clave en el Ayuntamiento de Córdoba y la Junta de Andalucía. Tanto, que se han pospuesto para después del 10 de noviembre, retrasando así la entrada en vigor de, por ejemplo, los presupuestos de la Junta de Andalucía o el proyecto de ordenanzas municipales del Ayuntamiento de Córdoba, pero no solo.

Un ejemplo. El concejal del PP Bernardo Jordano había pedido la compatibilidad para tener la dedicación exclusiva y el 100% del sueldo de concejal con su actividad privada como abogado y presidente de la asociación Míaoquehago. La medida necesitaba del voto de Ciudadanos para llevarse a cabo. Pero según ha podido saber este periódico, la formación naranja solicitó al PP aplazar la decisión. El asunto fue retirado del orden del día del Pleno de la pasada semana, de la misma manera que ocurrió con la comisión de investigación sobre el concierto de Ricky Martin.

Ésta es una medida estética, pero esta circunstancia ha hecho que las instituciones se piensen en retrasar votaciones decisivas. En el Ayuntamiento está el caso de las ordenanzas fiscales y las tasas municipales. Aprobadas ya en Junta de Gobierno Local, necesitan de los votos de Vox para salir adelante. En el PP y en Ciudadanos saben perfectamente que Vox no votará a favor de estas ordenanzas antes de las elecciones del 10 de noviembre, por lo que el Pleno extraordinario probablemente se celebrará después. Si se organiza antes estaría abocado a volver al punto de partida, por lo que se prefiere esperar.

Es más, de estas ordenanzas depende que se apruebe, posteriormente, el presupuesto municipal. El Ayuntamiento necesita saber con qué ingresos contará para poder establecer un patrón con el que redactar las cuentas municipales, que deberían entrar en vigor antes del 1 de enero de 2020 pero que con los plazos en la mano es probable que superen ese plazo.

El viernes, el Consejo de Gobierno de la Junta aprobó el anteproyecto de Presupuestos de Andalucía. El documento ya está en el Parlamento, donde lo tienen que discutir los distintos grupos parlamentarios y proponer enmiendas al mismo. Con la campaña electoral de por medio, también es probable que el socio preferente del PP y Ciudadanos en el Parlamento tampoco anuncie un voto favorable a estas cuentas. Al menos hasta después del 10 de noviembre, el día en el que se celebrarán las elecciones generales.

Etiquetas
stats