Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

La parricida de Miraflores reconoce que tiró a su hijo al río

La acusada de matar a su hijo, de espaldas, junto a su abogada defensora, en el juicio. | MADERO CUBERO

Manuel J. Albert

0

La mujer se arrepiente y admite que llevaba horas bebiendo y tomando pastillas antidepresivas |

“Por favor, no me consideren un monstruo. No sé qué me pasó. Me arrepiento. Estaba pasando por una agonía”. Hortensia R. R., la mujer acusada de asesinar a su hijo cuando trató de suicidarse con él arrojándose al Guadalquivir desde el puente de Miraflores ha reconocido

entre sollozos los hechos del 26 de abril de 2013. Lo ha hecho ante el tribunal con jurado que la juzga desde este lunes. Su defensa basa su estrategia legal en los presuntos atenuantes que rodearían el suceso. “Hay circunstancias por las que estaba pasando esta mujer que hay que tener en cuenta”, señaló su letrada, Eugenia Ruiz. “Hortensia era una mujer desesperada, sola, deprimida, consumidora de alcohol y pastillas. Y todos hemos tomados decisiones equivocadas. Algunas irreparables. Y por eso ella está sentada hoy aquí”, ha seguido la abogada.

La mujer reconoció a la Fiscalía -que califica los hechos de asesinato y pide 18 años de cárcel- todos los hechos de los que se le acusa, si bien afirmó que durante todo el día de autos estuvo bebiendo cerveza y tomando pastillas -tenía recetado Lorazepam- hasta que hacia las nueve de la noche acudió al puente de Miraflores. Desde allí hizo una llamada al servicio de emergencias del 112. “Les llamé para pedirles ayuda y decirles que…”. Tras un largo silencio provocado por las lágrimas, la acusada se recompuse

y prosiguió. “Les dije que quería quitarme la vida y en ese momento reconozco que tiré a mi hijo y me tiré yo”.

A preguntas de la acusación particular -que representa al padre biológico del niño en su petición de 15 años de cárcel para la acusada-, Hortensia negó que hubiese planificado su intento de suicidio. “Yo lo estaba pasando muy mal, no planeé nada. Solo fui hasta allí, pedí ayuda para este asco de vida; me preguntaba por qué tenía yo que estar pasando por esa situación…”, le dijo a Antonio Martínez, letrado de la acusación.

La defensa de Hortensia va a pedir para ella la libre absolución ateniéndose a los atenuantes que, afirman, van a ser demostrados durante los cuatro días que se prevé dure el juicio y que consisten en el consumo de drogas, pastillas y el estado mental de la acusada. La acusación particular, por su parte, ya avanza que van a modificar su acusación de homicidio a asesinato, ampliando su petición de pena de 15 a 18 años, y adhiriéndose así al escrito de acusación de la Fiscalía.

Etiquetas
stats