La ONCE acerca las hermandades a los invidentes

Ruta cofrade de la ONCE para personas ciegas | TONI BLANCO

Llegados los días de Pasión, pueden escuchar y sentir. Son capaces de percibir lo que sucede en torno a ellos. Sin embargo, no pueden observar. Les falta contemplar con la mirada cómo transcurre cada cortejo, cómo anda cada paso. Es la circunstancia que viven los invidentes, al igual que en cualquier otra situación, cuando se desarrolla la Semana Santa. Un hecho éste con el que quiere romper la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), que este Viernes permitió a personas ciegas conocer de cerca a varias hermandades de Córdoba a través de una iniciativa en la que contó con el apoyo de la Sentencia, el Santo Sepulcro y el Perdón.

Con motivo del Viernes de Dolores, la ONCE organizó una ruta cofrade guiada para personas ciegas y con discapacidad visual grave. La iniciativa pretendió aproximar a los participantes a la realidad de las hermandades a través de otros sentidos que no sean la vista. Así, los afiliados que acudieron a la cita pudieron conocer la historia de las corporaciones que visitaron. Del mismo modo, apreciaron al tacto algunos de sus enseres patrimoniales más importantes. Los respiraderos de los pasos e incluso los llamadores fueron algunos de estos elementos.

La ruta comenzó en la parroquia de San Nicolás de la Villa, donde la Sentencia abrió las puertas para que las personas ciegas palparan, por ejemplo, el paso de palio de la Virgen de Gracia y Amparo. Durante su visita los participantes recibieron información acerca de la hermandad. Lo mismo ocurrió después en El Salvador y Santo Domingo de Silos (La Compañía) de la mano del Santo Sepulcro y en San Roque con el Perdón.

Etiquetas
stats