El número de hijos por mujer cae a la mitad desde los 80

Dos mujeres, con sus hijos recién nacidos | MADERO CUBERO
La edad media de la maternidad supera ya los 31 años y el número de personas que viven en cada hogar también cae de forma dramática

El que cada vez haya menos niños jugando en la calle no solo se debe a un cambio social, sino también a la demografía. El Instituto Andaluz de Estadística y Cartografía acaba de publicar unos datos comparados sobre cómo ha evolucionado la población cordobesa entre 1980 y el año 2012. Los cambios más significativos son, de lejos, los que tienen que ver con la natalidad, que están empezando a afectar a un progresivo envejecimiento de la población.

Así, según la estadística, el número de hijos por mujer ha caído a la mitad en tan solo 30 años. En 1980, una cordobesa tenía, de media, 2,59 hijos. Ahora, cada mujer tiene de media 1,29 hijos. Esto se traduce en un progresivo envejecimiento de la población, según la estadística, que hace que si en 1980 el 25% de la población tenía menos de 15 años, en 2012 no llega ni al 15%. Al contrario, el número de mayores de 65 años se incrementa. A día de hoy, los mayores suponen ya el 20% de la población total de la provincia, cuando en 1980 apenas si llegaban al 13%.

Los cambios en la maternidad también afectan a la edad a la que la mujer tiene su primer hijo. Así, si en 1980 lo tenían a los  28,8 años, en 2012 la edad media supera los 31 años y medio. La estadística también ofrece un cambio social importante. A día de hoy, el número de hijos que nacen fuera del matrimonio alcanza ya el 30% del total. En 1980, apenas un 1% de los niños de Córdoba nacían fuera del matrimonio.

Todo esto ha provocado que los hogares, cada vez, sean menos habitados. En los años 80, en cada casa habitada de la ciudad y la provincia vivían una media de cuatro personas. En la actualidad, la media está en 2,8 personas por cada vivienda.

La demografía cordobesa está aguantando gracias a un factor importante. En los años 80, apenas había inmigrantes en Córdoba. En 2012, la inmigración se ha multiplicado por 11 con respecto a aquellos años. Este incremento es lo que está contribuyendo a que la ciudad y la provincia no se deshabiten de forma dramática.

Etiquetas
stats