Nieto anuncia una reunión con Fiscalía para atajar la mendicidad con niños

.
El alcalde tiene prevista la convocatoria para el mes de junio de una Junta Local de Seguridad "monográfica"

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, anunció ayer que para el mes de junio tiene previsto convocar una Junta Local de Seguridad "monográfica" a la que invitará a jueces y a la Fiscalía Provincial de Córdoba para atajar el problema de la mendicidad con niños en la ciudad. El regidor precisó que el objetivo es acabar con esta práctica, considerada como un delito por el Código Penal.

La reacción de Nieto llega después de que la asociación Prodeni para la defensa infantil hyaa interpuesto una denuncia ante el Fiscal del Menor en Córdoba contra la utilización de niños para mendigar. Una práctica de la que, asegura la denuncia, "a su vez son víctimas madres adolescentes entre 13 y 16 años y quienes hacen de aparcacoches. Y, en general, acerca de las condiciones de escolarización del colectivo de niños y niñas".

En el escrito de denuncia la asociación se pregunta si las instituciones actuarían de la misma manera si quienes van sujetos e inmóviles durante horas en brazos de sus madres fuesen gitanos españoles o payos nacionales o inmigrantes. La asociación entiende que los niños gitanos rumanos sufren una clara discriminación aunque peor lo tienen las niñas. Se ha constatado que aproximadamente hasta los ocho años de edad no hay diferencia de género entre los menores que llevan las madres con ellas a pedir, pero que a partir de esa edad desaparecen los niños y solo se ven niñas porque a ellas les corresponde manejarse y aprender unos hábitos que ejercerán muy pronto por si mismas en su papel de mujeres y de madres. Los niños quedan destinados a ejercer su rol de varones.

La asociación anuncia que se va a dirigir en los próximos días a la Jefatura de la Policía Autonómica en Córdoba y a la Consejería de Igualdad, Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía para demandar su implicación. También va a impulsar una iniciativa de recogida de firmas en la zona.

La asociación Prodeni critica que ni la Unidad de Calle, ni el Aula Puente de 0 a 3 años, dos recursos heredados por el actual Ayuntamiento de anteriores corporaciones municipales, han servido para evitar que el colectivo de mujeres rumanas de etnia gitana usen a los menores como gancho para practicar la mendicidad. Salvo una minoría que sí acude a los citados servicios de manera escasa y esporádica la mayor parte de los menores son utilizados como gancho para mover la compasión de los viandantes.

Etiquetas
stats