Ya es Navidad a más de 30 grados

Dos operarios de Ximénez, trabajando en el alumbrado | C. REINA
La empresa encargada de la iluminación de las calles en las fiestas navideñas ha comenzado en septiembre a instalar las primeras luces en el centro de la ciudad

El termómetro indica máximas de 32 grados y el calendario nos dice que apenas ha comenzado el mes de octubre pero, la Navidad ya ha llegado a Córdoba. O al menos las primeras pinceladas de la ornamentación que lucirá la ciudad en esas fechas festivas. Iluminaciones Ximénez, la empresa encargada de realizar la instalación del alumbrado especial de Navidad, inició el pasado lunes 26 de septiembre su tarea y ya ha concluido la primera semana de un trabajo que le llevará hasta finalizar los últimos detalles en diciembre.

“Cuando acaba el verano ya nos ponemos en marcha”, cuentan los operarios que trabajan en instalar las primeras luces, aunque a su alrededor los tirantes y la manga corta prima entre los viandantes de una ciudad que aún vive el enésimo veranillo. Pero la suya es una labor en la que no manda el tiempo metereológico sino el del calendario y la previsión es un punto a favor. “En una ciudad como Córdoba tardamos entre mes y medio o dos meses en poner todo el alumbrado”, explican los trabajadores.

Lo primero, lo que hacen cuando aún hace este calor, es instalar el cableado y la infraestructura necesaria que luego soportará toda la ornamentación. Un trabajo que pasa más desapercibido a los ojos de los viandantes, aún con gafas de sol playeras, y que deja todo listo para cuando se tengan que instalar los adornos que iluminarán las calles en la Navidad, donde desde hace dos años las bombillas antiguas pasaron a cambiarse en su totalidad por las de tipo LED que garantizan una mayor eficiencia energética al tiempo que ahorran en la factura de la luz.

Aún así, estos primeros días de trabajo también se aprovechan para instalar las luces más discretas, como son los paños de LED que cubren parte de los troncos de las palmeras a lo largo del Paseo de la Victoria. Tres operarios y una elevadora se afanan en avanzar en esta parte de la tarea para concluir la primera semana de trabajo, un operativo similar al que la empresa desplaza también en estas fechas a otras ciudades del país donde igualmente inicia su encargo de instalar la iluminación especial navideña.

Mientras tanto, en la central de Puente Genil y las sedes de apoyo que tiene la firma que viste de luz la Navidad, se trabaja en ultimar los diseños de los adornos que se instalarán en las principales calles y en la elección que de ellos hace cada municipio. Y es que allí también se sigue una máxima que repiten los propios operarios: “Para hacerlo bien, hay que trabajar con tiempo”. Con buen tiempo, desde luego que sí.

Etiquetas
stats