La Merced volverá al ‘Zumbacón’ por Ollerías y Agrupación Córdoba

Nuestra Madre y Señora Santa María de la Merced, el Lunes Santo de 2017 | TONI BLANCO

Problema resuelto. La respuesta no se ha hecho esperar por parte de la hermandad de la Merced después del importante contratiempo surgido para su estación del Lunes Santo. Unas obras de la Empresa Municipal de Aguas (Emacsa) mantienen fuera de operatividad la avenida Virgen de Linares en la confluencia con Almogávares. Este hecho ha obligado a la corporación del Zumbacón a cambiar el tramo final del trayecto de retorno a su templo. La situación está solventada después de que la cofradía haya anunciado que va a volver a San Antonio de Padua, parroquia en la que está radicada, por las avenidas de las Ollerías y Agrupación Córdoba.

Ha sido este viernes, menos de 24 horas después de conocer que definitivamente no podría transitar por Virgen de Linares como tuviera previsto, cuando la corporación ha comunicado la permuta. Lo ha hecho a través de un breve texto en su web oficial. “El Cabildo de Oficiales ha acordado, a falta de aprobación de la Policía Local, la modificación del itinerario de la cofradía suprimiendo el paso por las calles Héroes de Chernóbil, San Juan de la Cruz y Virgen de Linares, discurriendo por avenida de las Ollerías y avenida Agrupación Córdoba”, ha expuesto la hermandad del Lunes Santo. Del mismo modo, ha informado de que el cambio “supone el adelanto de la hora de entrada a las doce de la noche”.

En efecto, la cofradía con sede en San Antonio de Padua no accederá a Héroes de Chernóbil como ha hecho los últimos años y desde la Puerta del Colodro va a seguir por la avenida de las Ollerías. Elige de esta forma, tras la junta celebrada en la noche del jueves, la opción más sencilla. Y la que le permite además mantener su paso por el barrio de Santa Marina y no repetir camino por la Ronda del Marrubial desde San Lorenzo. Dada la permuta, la entrada de su cruz de guía se adelanta en 25 minutos respecto de la hora prevista inicialmente y que está recogida por la Agrupación de Hermandades y Cofradías como oficial. Todo antes de la problemática, claro está.

La hermandad de la Merced ha debido reaccionar con rapidez a la noticia que tuviera en la mañana del jueves acerca de la parte conflictiva de su recorrido de vuelta. Fue entonces cuando Emacsa confirmó al hermano mayor de la cofradía, Antonio Ruf, que las obras de rehabilitación de abastecimiento que efectúa en Virgen de Linares con Almogávares no van a estar finalizadas para el Lunes Santo. Una circunstancia de la que ya dio cuenta detallada EL CIRINEO. Esta notificación provocó en ese momento que la corporación del Zumbacón se viera obligada ya a modificar el tramo último de su camino de regreso. Dicho y hecho, aun cuando resta la aprobación definitiva.

Etiquetas
stats