Medidas de seguridad contra el covid-19 en el comercio local

Una mujer con una mascarilla ante un comercio local.

El covid-19 está poniendo en jaque al comercio local,  un comercio que se ha mostrado imprescindible en esta situación de pandemia y que a la vez está sufriendo lo indecible para mantenerse a flote.

Por suerte, este sector encuentra las ffp2 a buen precio al igual que pasa con otras medidas de seguridad para sus trabajadores, de manera que con mucho esfuerzo se ha podido mantener abierto en aquellos lugares en los que las autoridades lo permiten.

Se han elaborado distintos protocolos, de los cuales vamos a comentar algunas medidas para tener un comercio local seguro.

Dispensadores automáticos de gel

Dispensadores automáticos de gel

Una de las medidas imprescindibles para estar seguros es el lavado de manos antes de entrar el comercio, un lavado para el cual debemos poner un dispensador automático.

Los fabricantes de geles advierten que lo mejor es que solo una persona toque el mismo envase de hidroalcohol, de manera que en un comercio lo conveniente es colocar un dispensador automático, que se activa poniendo la mano debajo.

No es una medida común, puesto que ni las grandes superficies comerciales la tienen, pero es económica y muy efectiva de cara a prevenir contagios.

Controlar el aforo es fundamental

Controlar el aforo es fundamental

En unos tiempos en los que las ventas bajan mucho es muy tentador dejar que el comercio se llene si se da esa circunstancia.

Esto es algo que debemos evitar a toda costa, pues se ha demostrado que el covid-19 se contagia más en interiores y en aglomeraciones donde no es posible guardar la distancia de seguridad.

Por ello, en el comercio siempre tiene que haber alguien pendiente del aforo y que impida entrar a los clientes, explicándoles con amabilidad y paciencia la situación si vemos que no se puede guardar la distancia.

Mascarillas FFP2 para los trabajadores

Mascarillas FFP2 para los trabajadores

Se ha demostrado que las únicas mascarillas que protegen al que las lleva son las FFP2 y las FFP3, de manera que hay que equipar a todos los trabajadores con mascarillas de este tipo, siendo suficiente las FFP2, unas mascarillas que hay que cambiar todos los días.

Como gesto hacia los clientes podemos proporcionar mascarillas de este tipo o quirúrgicas (el riesgo para el cliente es menor que para los trabajadores al no estar demasiado tiempo en el local) por si a alguno se le ha olvidado la suya o se le ha roto (las gomas se suelen romper con el uso).

Distancia a la hora de pagar

Distancia a la hora de pagar

Una de las zonas críticas de cualquier comercio es la caja registradora. Ahí los clientes se suelen acercar más de la cuenta entre ellos y al trabajador que les cobra.

Hay que hacer todo lo posible por mantener la distancia, para lo cual podemos poner pegatinas de colores llamativos en el suelo recordando que hay que guardar alrededor de dos metros entre persona y persona (y más si nos lo permite el local).

El trabajador puede estar detrás de una mampara, que además de protegerlo contra el covid-19 hará de barrera física que recuerda a los clientes que no deben acercarse demasiado.

La prudencia es la mejor de las medidas

La prudencia es la mejor de las medidas

Podríamos pasar horas enumerando todas las medidas que podemos tomar en el comercio local contra el covid-19, pero creemos que la mejor es la prudencia.

Hay que actuar en todo momento con sumo cuidado y recordar a los clientes la situación que vivimos, siempre con mucha empatía pues todos estamos nerviosos y alterados con este virus que ha cambiado nuestra forma de vida.

Etiquetas
Publicado el
19 de enero de 2021 - 05:25 h
stats