Médicos centinelas: la primera línea de defensa ante la gripe

Un hombre vacunándose de la gripe | MADERO CUBERO
En Andalucía se vacuna más del 70% de los tres grandes grupos poblacionales a los que se les recomienda

Cada año se repite la misma batalla. El enemigo es microscópico y lo conforman ejércitos de cientos de miles de millones de virus. Los efectos del combate varían con cada acometida: fiebres altas, dolor de articulaciones, escalofríos, tos, mocos, a veces problemas digestivos... Sí, lo han reconocido, es la gripe. La temporada de invasiones de este molesto y viejo acompañante de la raza humana ya ha comenzado. En la primera línea de defensa contra la gripe encontramos a los médicos centinelas: ellos atienden a los pacientes aquejados con la enfermedad y toman muestras para conocer mejor al adversario y prepararse para la guerra del año siguiente.

Francisca Ceinos es médico de Atención Primaria en el Centro de Salud Carlos Castilla del Pino. Pero además, es una médico centinela de la gripe. "Pertenezco a la red centinela de Andalucía. La integramos más de 100 médicos que hacemos este trabajo que consiste en una vigilancia tanto epidemiológica como virológica del virus de la gripe". En la campaña de seguimiento, que empieza en octubre y dura hasta mayo, los facultativos registran todos los casos de gripe que semanalmente ven en la consulta. "Los registramos siguiendo una serie de datos y parámetros (sexo, edad...) y les tomamos muestras del sudado nasal y el sudado de faringe para aislar el virus de la gripe", prosigue la médico. Esas muestras se mandan al centro de referencia del virus de la gripe en Andalucía, que se encuentra en el Servicio de Microbiología del Hospital Virgen de las Nieves de Granada donde se aíslan y tipifican.

Los grupos de riesgo para la gripe que han de vacunarse se dividen en tres grandes bloques. "Por un lado tenemos los pacientes con enfermedades para las que contraer la gripe es muy peligroso, donde incluimos a los enfermos crónicos con patologías respiratorias, cardiovasculares, enfermedades metabólicas o aquellas que disminuyen la inmunidad y todas las personas mayores de 65 años, embarazadas o con obesidad mórbida", destaca Ceinos. "Otro grupo son las personas que conviven o están en contacto con los grupos de riesgo, en especial los servicios sanitarios, los trabajadores de centros geriátricos, de ayuda a domicilio e incluso los familiares de estos", continúa. "Finalmente, se incluyen en los profesionales que trabajan en servicios esenciales para la comunidad (servicios de urgencias, policías, bomberos...", termina.

Antonio Varo, jefe de Epidemiología de la Delegación Provincial de Salud, destaca que "con las campañas de la gripe se evita un 50% de los ingresos hospitalarios con esta patología y un porcentaje similar en la disminución de la mortalidad asociada a este virus". Además, concluye, "evitamos una mayor tasa de absentismo laboral y en los colegios la inmunidad no dura más de un año y por eso hay que repetir la operación anualmente". La concienciación de la necesidad de vacunarse en las poblaciones de riesgo es alta y "supera el 70%, lo cual es una tasa muy alta", termina este experto.

Etiquetas
stats