Marcha negra a pie de Belmez a Córdoba

.
Un grupo de un centenar de vecinos llegará el sábado a la capital tras recorrer 71 kilómetros para unirse a la acampada que lidera su alcaldesa

Muchos no son mineros pero vienen de una comarca aún negra por el olor a carbón de las minas que han sido clausuradas para siempre y negra por el futuro que atisban en el horizonte. Esta mañana ha arrancado en Belmez una especie de marcha negra con matices hasta Córdoba. Es una marcha negra porque demanda todo lo que aquellas grandes caminatas de mineros a Madrid: proyectos concretos para el plan de reconversión del sector del carbón en la comarca del Guadiato. Pero tiene matices porque aparte de los proyectos piden que se le pague al Ayuntamiento de Belmez los 600.000 euros que su alcaldesa, Aurora Rubio (IU), dice que le debe el Gobierno desde el año 2010. De hecho, esta especie de marcha negra con matices viene a unirse a la acampada que la alcaldesa lidera desde el 27 de noviembre en los jardines de la Subdelegación del Gobierno de Córdoba.

Esta mañana, ha salido de Belmez un grupo de más de un centenar de vecinos. Lo ha hecho tarde. Tenían previsto salir sobre las 10.00 de la mañana pero a esas horas la niebla era muy densa y la Guardia Civil les ha recomendado esperar. La mayoría de la marcha a pie se hace por la carretera N-432 (Badajoz-Córdoba-Granada), con mucho tráfico. Caminar aunque sea en un grupo de 100 personas, con chalecos reflectantes y bien uniformados era muy peligroso por la intensa niebla. Finalmente, han podido retomar la marcha sobre las 11.30.

En su primera etapa, los belmezanos tienen previsto llegar a Espiel. Mañana jueves saldrán de este municipio para alcanzar Villaharta. La etapa del viernes finalizará ya en Cerro Muriano, en el término municipal de Córdoba. Desde allí, el sábado tienen previsto llegar a Córdoba después de un recorrido de más de 71 kilómetros en cuatro días. Allí les recibirá en la acampada la alcaldesa y parte de la Corporación. La regidora ha pasado la Nochebuena y la Navidad en esta acampada improvisada a las puertas de la Subdelegación. Rubio insiste en que permanecerá allí hasta que el Gobierno, a través del plan Miner, abone al Ayuntamiento los 600.000 euros que le adeuda.

Según Rubio, en el año 2010 la Mesa Regional del Carbón para las actuaciones de 2010 decidió subvencionar con 600.000 euros la compra de suelo para el recinto ferial de Belmez. Según fuentes de la Subdelegación, el anterior Gobierno “engañó” a la alcaldesa y no habilitó ninguna partida para sufragar este gasto. La alcaldesa sostiene que el Ayuntamiento ya ha adelantado, con fondos propios, un pagaré por importe de 200.000 euros para la compra de este suelo en el que prevé localizar 40 parcelas destinadas a huertos ecológicos de unos 400 metros cuadrados cada uno y unos 10.000 metros cuadrados en los que en un futuro se levantaría el nuevo instituto de Enseñanza Secundaria del municipio.

Al contrario, fuentes de la Subdelegación del Gobierno consultadas por este medio aseguran que “a la alcaldesa la engañaron en el año 2011 al decirle que había dinero cuando en realidad no lo había”. Estas fuentes se refieren a una llamada telefónica que recibió la regidora comunicándole que podía iniciar el pago de la adquisición de este suelo. Las mismas fuentes precisaron que el Ejecutivo está “intentando buscar soluciones” desde el mes de noviembre que arrancó la acampada pero no precisaron cuales.

Etiquetas
stats