Mapa de la vivienda turística en Córdoba en el año 1 después de la pandemia

.

La vivienda con fines turísticos en Córdoba sigue aguantando con sorprendente entereza el golpe de la pandemia del coronavirus sobre el sector del viaje y el turismo, aunque sus efectos ya se han empezado a notar sobre la oferta disponible de esta modalidad de alojamiento, que en Córdoba ha llegado a contar con cerca de 2.000 activos.

En estos momentos, hay activos 1.228 anuncios de alquiler vacacional o turístico, de los que 1.045 son relativos a una vivienda o piso completo, según los datos de AirDNA, el Open Data de plataformas como Airbnb o Homeaway, especializadas en ofertar este tipo de alojamiento. Eso significa que en estos momentos hay 1.045 viviendas que o bien han sido alquiladas o bien han sido ofertadas en el último mes.

Es un número sensiblemente inferior al que había cuando se inició la pandemia (unas 1.645 viviendas completas) y muestra una caída de un 36% en la oferta de este tipo de alojamiento, que se mantuvo con firmeza durante el estado de alarma, cuando eran más de 1.500 los anuncios activos. En aquellos días e incluso durante el verano, temporada baja turística en Córdoba, la resistencia de esta modalidad de alojamiento contrastaba con la de los hoteles y apartamentos, cerrados en su mayoría ante la falta de flujo de viajeros.

Claro que un piso turístico no es comparable a un hotel o un apartamento, ya que no está considerado como un negocio, sino como un complemento de renta. Esto hace que muchos propietarios de viviendas turísticas, sobre todo los que tienen gran poder adquisitivo y pueden permitirse tenerlas apalancadas, hayan podido aguantar estos meses en los que la demanda ha sido muy baja.

El centro sufre una caída más pronunciada de la oferta

Por distritos, la mayor caída en la oferta se ha producido en el centro histórico, que sigue siendo igualmente, la zona que mayor número de anuncios activos tiene. En estos momentos, hay 638 viviendas que han sido anunciadas o alquiladas para alquiler turístico. Hace un año eran cerca de 1.100. La caída, por tanto ha sido de más de un 40%.

En la zona sur también se ha notado el golpe. Hace un año había 335 espacios para alquilar, mientras que en estos momentos apenas superan los 200 en un área que va desde el sector sur a la zona de Vallellano - Parque Cruz Conde, y hasta la parte de Cañero y El Arcángel.

En la zona de Levante hay en estos momentos 26 anuncios activos, por los 45 que había hace un año, mientras que en el área de Poniente Norte son 29 las ofertas para alquiler vacacional, por las 63 que había a principios de 2020. Finalmente, en la zona de El Brillante, se ha pasado de 52 viviendas o habitaciones para alquilar por días a un total de 33 disponibles en el último mes.

Hacia donde vaya el mercado de la vivienda turística en estos momentos es una incógnita. El hecho de que no tenga que soportar costes de personal y de mantenimiento similares a los de hoteles y apartamentos la convierte en un producto turístico más resistente. A pesar de ello, solo desde octubre han salido del mercado más de 300 anuncios, lo que evidencia que las defensas comienzan a estar bajas y solo los propietarios de mayor poder adquisitivo serán capaces de aguantar durante otro medio año hasta que se reactive el turismo.

https://cordopolis.es/2020/09/07/las-viviendas-turisticas-una-burbuja-resistente-a-la-pandemia/

Etiquetas
stats