Una madre recoge firmas para que el hospital tenga consulta de lactancia

Sofía Bonilla, en la imagen que ilustra su campaña en Change.
Sofía Bonilla ha iniciado una campaña en change.org en la que ya ha conseguido sumar 3.500 apoyos | La mujer sufrió una mastitis mal diagnosticada y no pudo dar de mamar correctamente

Una madre cordobesa ha iniciado una campaña a través de la plataforma Change. org para recoger firmas de apoyo. Ya ha conseguido más de 3.500. Su objetivo: que el hospital universitario Reina Sofía de Córdoba construya una sala de consulta de lactancia atendido exclusivamente por profesionales sanitarios. Sofía Bonilla sufrió en este hospital una mastitis mal diagnosticada. Como consecuencia de no recibir un tratamiento a tiempo, “mi estado se complicó con un absceso mamario que fue intervenido de urgencia”, señala la mujer.

“Así perdí la función de amamantar a mi hijo. Con mucho esfuerzo he conseguido mantener la lactancia con el pecho sano”, ha agregado. “Sabemos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una lactancia exclusiva hasta los seis meses de edad del recién nacido, que puede ser continuada, como mínimo, hasta los dos años, junto con una alimentación complementaria. En Córdoba no contamos con una matrona en los centros de salud, a diferencia del resto de Andalucía”. Por eso, ha iniciado esta campaña de recogida de firmas a través de change.org.

Sofía Bonilla dio a luz hace diez meses, y enseguida empezó a experimentar problemas con la lactancia, llegando a acudir a urgencias hasta el cinco ocasiones por fuertes dolores en uno de sus pechos al dar de mamar,. En Urgencias, el hospital desestimó hacerle pruebas hasta en tres ocasiones, mientras le sugerían que abandonase totalmente la lactancia a pesar de que aún no habían transcurrido los seis meses de lactancia exclusiva recomendados por la OMS.

Sin embargo, Sofía deseaba continuar adelante con su lactancia, y por ello contactó con Alba Padró, asesora de lactancia con reconocimiento nacional, y que le recomendó realizarse un cultivo en el hospital para determinar cuál era la causa de sus continuos dolores al tratar de dar de mamar. Al pedir el cultivo, el personal sanitario le realizó, sin avisarle, otra prueba distinta consistente en un frotis, que sólo recoge unas cuantas gotas de leche en lugar de varios mililitros, y que no fue capaz de determinar la causa de los dolores de Sofía, según ha podido explicar.

En junio de 2015, Sofía, cuyo pecho se encontraba ya “muy hinchado y dolorido” acudió de nuevo al hospital. Para entonces, la mastitis que Sofía tenía en el pecho y que los médicos no habían sido capaces de detectar se había convertido ya en un absceso mamario con pus que tuvo que ser intervenido de urgencia. Tras la operación y las tres semanas de curas y drenajes, que Sofía describe como “muy dolorosas”, Sofía intentó volver a dar de mamar, pero el dolor era demasiado intenso y el bebé acabó rechazando el pecho. De esta forma, la madre “perdió la función de amamantar” en ese pecho.

Sofía puso una reclamación en el hospital, y aunque le prometieron que le darían una respuesta “pronto”, lleva desde enero esperando a que alguien se ponga en contacto con ella. Sofía ya no podrá amamantar a su bebé, pero ahora, mediante su petición en Change.org, busca conseguir que ninguna otra madre tenga que pasar por la situación que ha sufrido ella. Además, busca conseguir que el hospital Reina Sofía de Córdoba se conciencie sobre la importancia de la lactancia y contrate a profesionales cualificados, las matronas, ya que, tal y como Sofía denuncia, “los ginecólogos no saben nada de lactancia”.

Por último, Sofía busca conseguir que el Hospital construya una Sala de Lactancia, atendida por profesionales, ya que, de hacerse, “sabrían más de lactancia, no harían pruebas erróneas, y dejarían de instar a las madres a abandonar la lactancia”, actuando en beneficio tanto de los bebés como de sus madres.

Etiquetas
stats