Urbanismo calcula que el polígono de la Base Logística retornará 25,4 millones en impuestos

Visita de las autoridades a los terrenos de La Rinconada donde se instalará la base logística del Ejército de Tierra en el término de Córdoba

La Gerencia Municipal de Urbanismo calcula que la construcción del polígono industrial que acogerá la futura Base Logística del Ejército de Tierra tendrá un importante retorno económico a las arcas municipales. El informe de Planeamiento para la aprobación inicial del plan parcial de La Rinconada (necesario para volver a repartir las parcelas y actualizar todos los trámites que se suspendieron en el año 2008 en la zona) considera que en los primeros 25 años el Ayuntamiento podrá ingresar unos 25,4 millones de euros en impuestos (IBI, licencias de obras, etcétera), un retorno que se considera justificado para la inversión que allí se va a desarrollar.

El documento será aprobado el miércoles en el Consejo Rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo y es el auténtico punto de partida para que de verdad se inicien las obras. El plan parcial prevé el nuevo reparto de las parcelas, los viarios, los espacios públicos y todo lo necesario para convertir La Rinconada en el polígono industrial que iba a ser antes de la crisis de 2008. Cuando estalló, los propietarios paralizaron todos los trámites urbanísticos que estaban a punto de culminar. El más importante, la aprobación del plan parcial.

Ahora, ese plan parcial se lleva al consejo de la Gerencia. El servicio de Planeamiento señala que su ejecución costará 54 millones de euros. El Ejército ha señalado que las obras en su parcela para la urbanización tendrá un presupuesto de 19 millones de euros. Sin la urbanización no se puede iniciar la construcción de la Base Logística.

El plan parcial no se aprobará definitivamente. Ahora es cuando se pone el reloj en marcha. Una vez que se apruebe por el Consejo Rector inicialmente el documento, Urbanismo tendrá que enviar el documento al Boleín Oficial de la Provincia (BOP), donde se publicará para su exposición pública. Ciudadanos e interesados tendrán 20 días para presentar alegaciones.

De manera paralela, se piden informes a todas las administraciones competentes, especialmente a varios departamentos de la Junta de Andalucía. Las administraciones tienen un plazo de tres meses para remitir esos informes. Si no cumplen el plazo, se considerará que sus informes son favorables, según el documento de la Gerencia. Es decir, los plazos se irían como mínimo a octubre.

Posteriormente, los informes tienen que ser dictaminados de nuevo por Planeamiento y hacer una nueva propuesta de aprobación definitiva del plan parcial. Es decir, sería como mínimo otro mes más (aunque son unos trabajos muy complejos en los que se suele tardar bastante más tiempo). Esa propuesta tiene que ser aprobada por Pleno y ratificada en el BOP. Solo así se podrá pedir la licencia de obras para iniciar los primeros movimientos de tierras en la zona, por lo que se antoja muy complicado que antes de que acabe el 2022 puedan arrancar oficialmente los trabajos en La Rinconada.

Por otra parte, el documento prevé que en La Rinconada hay que construir muchas plazas de aparcamiento. Solo la Base Logística necesitará 5.000 plazas, según el documento, pero el resto del polígono industrial llegará a sumar un total de 11.655, lo que hace a la idea de las dimensiones de la iniciativa.

Etiquetas
stats